El Barça, sin posible error ante un Khimki en caída libre

El Barça visita este martes al colista de la Euroliga (18.00) con la obligación de ganar pensando en seguir a la estela del CSKA

Los azulgrana siguen sin contar con Mirotic, ausente por motivos personales, y los lesionados Davies y Claver y recuperan a Roland Smits

El Barça quiere sumar la segunda victoria de la temporada ante el Khimki, ahora en suelo ruso
El Barça quiere sumar la segunda victoria de la temporada ante el Khimki, ahora en suelo ruso | EUROLEAGUE

El Barça afronta este martes la decimonovena jornada de la Euroliga con visita a la pista del colista de la competición, el Khimki ruso (2-16), por lo que todo lo que no sea una victoria en la pista rusa será considerada un fracaso.

Los azulgranas, a pesar de ser claramente favoritos (12-6), no quieren tomarse el partido a la ligera ante un rival que acumula nada menos que 10 derrotas consecutivas, entre ellas, el último duelo entre ambos equipos, el mes pasado.

No es el mejor momento del cuadro de Rimas Kurtinaitis, aunque para el Barça es vital seguir sumando triunfos en Europa después de la buena actuación cosechada ante el Valencia (89-72) que rompía una racha de tres derrotas consecutivas en la Euroliga, una autentica sangría que lograron enderezar ante los de Jaume Ponsarnau.

Mirotic sigue de baja

Para el duelo ante el Khimki, sigue ausente la estrella del equipo, Nikola Mirotic, por un asunto personal, además de los lesionados Brandon Davies, que sigue con sus problemas en el gemelo, y Vícor Claver, recuperándose de su intervención en la fascia plantar. Roland Smits se incorpora al equipo tras su reciente paternidad.

Por ello, Jasikevicius seguirá con la base de jugadores utilizados en las victorias ante Valencia y Manresa, donde Cory Higgins sigue siendo la referencia ofensiva ante la ausencia de Mirotic, con el apoyo de otros jugadores que han dado un paso adelante como Adam Hanga, Kyle Kuric o un Sergi Martínez con más confianza que nunca.

Para frenar al Khimki, habrá que volver a la defensa exigente desde el primer minuto, evitando los triples de sus tiradores, que son el principal peligro de los rusos. Frenar su ataque y evitar la pérdida de balones –uno de los puntos sangrantes del equipo, con una media de 14,7)-, permitirán al Barça controlar al equipo de Kurtinaitis.

Una clasificación inesperada

El Khimki ha conseguido el triunfo en dos partidos en lo que va de temporada, pero la clasificación no refleja los grandes jugadores con los que cuenta el equipo de Rimas Kurtinaitis. Alexey Shved, con 18 puntos y 8,4 asistencias por partido, es el jugador más incisivo de un Khimki que también cuenta con jugadores de gran nivel como Devin Booker (13,3), Jerebko (11,5), Jordan Mickey (11,3), McCollum (8,8), Karasev o Bertans, entre otros.

Ganar al cuadro de Moscú se convierte casi en una obligación porque el próximo viernes visitan al líder de la Euroliga, y máximo oponente blaugrana, el CSKA de Moscú. Un tfiunfo ante el Khimki les permitiría llegar al duelo con opciones de ponerse a la cabeza de la Euroliga, un reto para los de Jasikevicius.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil