Al Barça le tocará rascarse el bolsillo para configurar la nueva plantilla

Al Barça le tocará rascarse el bolsillo para configurar la nueva plantilla

El Barça quiere rescindir a Calathes aunque no pagando su contrato completo del año que aún le queda
El Barça quiere rescindir a Calathes aunque no pagando su contrato completo del año que aún le queda | AFP

El club azulgrana espera llegar a un acuerdo de rescisión con Calathes, aunque el base tiene un año más de contrato

Ofrecen a Nikola Kalinic, aunque el Barça no quiere pagar su rescisión, al igual que Oriola, que tiene contrato en vigor dos años más

El Barça está tratando de configurar la plantilla de cara a la próxima temporada, aunque para poder confirmar algunos de los movimientos previstos en el equipo, algunos de ellos de salida, definitivamente les obligará a rascarse el bolsillo en un año precisamente de reducción del presupuesto.

El conjunto azulgrana, que no ha cumplido con las expectativas previstas esta temporada al quedarse tan solo con un título de Copa del Rey, tendrá que realizar un esfuerzo económico si quiere desprenderse del base griego-americano, Nick Calathes, al que le queda un año de de vinculación como blaugrana.

El contrato de Calathes es uno de los más altos de la plantilla y su salida requiere una negociación, aunque al final la decisión será del jugador ya que si no se llega a un acuerdo, cumplirá su año de contrato sin contar con la posible llegada de Thomas Satoransky, que viene a cubrir la posición de base junto a Jokubaitis y Laprovittola.

Kalinic si, pero más barato

El Barça tiene sobre la mesa la posible incorporación del alero serbio Nikola Kalinic, que estuvo muy cerca de fichar por el conjunto azulgrana el año pasado, pero que decidió fichar por el Estrella Roja.

Ahora, la situación ha cambiado y el jugador de 30 años y 2,02 quiere salir del club serbio y se ha ofrecido al Barça. El problema es la indemnización que tendría que abonar el Barça, que podría rondar el millón de euros, una cantidad a la que no quiere llegar el Barça ni de lejos. También habría que llegar a un acuerdo con el Valencia Basket, que tiene sus derechos en la Liga Endesa.

Otro de los casos que están sobre la mesa es la posible salida del capitán Pierre Oriola, que no parece entrar en los planes del técnico, Saras Jasikevicius. Oriola ha sufrido problemas físicos que no le han dejado jugar con regularidad y no ha contado para el entrenador en la parte decisiva de la temporada.

El de Tàrrega tiene dos años de contrato y con una cifra importante, por lo que negociar su salida podría comportar que el Barça se tuviera que hacer cargo de parte de su contrato ya que ningún equipo estaría dispuesto a firmarlo por las cifras que tiene actualmente.

Unos movimientos que le han de costar dinero al Barça antes de hablar de las nuevas incorporaciones que están esperando el turno de ser anunciadas oficialmente en los próximos días, los casos de Jan Vesely, Oscar da Silva, y Thomas Satoransky.

Temas