Suzulight fue el primer coche de Suzuki

Suzulight fue el primer coche de Suzuki

Suzulight
Suzulight | sport

Michio Suzuki y su yerno Shunzu adquirieron los conocimientos necesarios para construir el primer coche de Suzuki.

Suzulight. Éste fue el nombre que se le puso al primer coche de Suzuki. Pero, para ello, debemos remontarnos al año 1954, cuando nació Suzuki Motor Corporation Limited, con el diseño del primer automóvil de la marca japonesa. El primer vehículo se lo debemos a Michio Suzuki y a su yerno Shunzo, que dirigió el equipo de ingeniería. Con la intención de construir ese primer coche, Shunzo se planteó investigar vehículos producidos en el extranjero, y así lo hizo. Cuando hubo adquirido todos los conocimientos necesarios, se fabricó el primer coche Suzuki: Suzulight.

El desarrollo de este vehículo se basó en la comparación de varios modelos europeos, que sirvieron de ayuda para acabar de crear el coche. Especialmente, Shunzo se fijó en un Austin 7 desarrollado en Reino Unido, un coche muy popular en aquella época y que tenía un coste muy razonable. El Suzulight, por su parte, es un vehículo compacto que pesa menos de 500 kg, diseñado para ser fácil de conducir y mantener, así como accesible económicamente. Es decir, un coche para todos. Impulsado por un motor de dos tiempos de dos cilindros y 360 cc y con 16 CV de potencia, el modelo iba muy por delante de su época con una suspensión independiente de muelles helicoidales y la dirección de cremallera.

Aunque aún como prototipo, la prueba más memorable que llevó a cabo el Suzulight fue un viaje a través de la región montañosa de Hakone entre Hamamatsu y Tokio, algo que resultó ser un verdadero, pero excitante desafío, pues no existían caminos pavimentados en aquel momento. Pese a que el vehículo llegó tarde a Tokio, el presidente se quedó expresamente para saludar personalmente al equipo y para probar el coche, por lo que se consideró un éxito.

Décadas después, Suzuki sigue siendo mundialmente reconocida como la experta en coches pequeños, aunque todo se lo debe a esos inicios que ya entonces marcaron el buen camino a seguir.