Apple vuelve al debate del coche autónomo

La compañía pide a los legisladores americanos que no pongan trabas a las nuevas empresas que surgen en torno al coche eléctrico y autónomo.

Tim Cook, CEO de Apple, en una presentación el pasado septiembre.
Tim Cook, CEO de Apple, en una presentación el pasado septiembre. | BECK DIEFENBACH

La empresa que dirige Tim Cook quiere estar presente en el debate sobre el coche autónomo, El gigante de los smartphones ha pedido a los legisladores norteamericanos que no pongan restricciones a este tipo de vehículos en el futuro, según se apunta desde Automotive News.

El director de producto de Apple, Steve Kenner, hizo llegar el pasado 22 de noviembre una carta de cinco folios a la National Highway Safety Administration (NHTSA) en la que les informaba que la compañía estaba trabajando en sistemas inteligentes de comunicación y su implantación en el mundo del automóvil, y que estaban muy interesados en explorar todas las áreas relacionadas con los automatismos y, por lo tanto, también en su aplicación al transporte, incluyendo la conducción autónoma.

En su escrito, Kenner recuerda al organismo que regula la normativa viaria en Estados Unidos que este tipo de vehículos tiene un gran potencial en el desarrollo de la experiencia humana, sobre todo en lo referente a la prevención de millones de accidentes y muertes relacionadas con la movilidad y la conducción. Por ello Apple les solicita que no impongan restricciones al coche autónomo pidiendo que “trate por igual tanto a los fabricantes de automóviles existentes como a los nuevos actores que puedan entrar en el entorno de la movilidad”.

LA IMPORTANCIA DE LA SEGURIDAD

En el eterno debate sobre las decisiones que pueda tomar un vehículo autónomo, Kenner advierte que hay temas en la conducción autónoma que requieren una atención especial. Hay que ser cuidadosos con los algoritmos informáticos que afectan a las decisiones legales de seguridad de los ocupantes así como su privacidad, a los que influyan en la movilidad, el diseño y el uso de espacios públicos.

“Queremos ir más allá que integrar los smartphones de Apple en los sistemas de infotaiment de los coches”, dijo Tim Cook. Sin embargo, Apple no ha llegado a reconocer que desde el pasado año está contratando ingenieros y diseñadores del mundo del automóvil con el objetivo de fabricar su propio coche autónomo eléctrico… aunque tampoco ha admitido que haya dejado de hacerlo. Parecen a la expectativa.

Lo que sí es cierto es que han iniciado varios contactos con algunas compañías como McLaren, Magna Steir, incluso BMW y Ford para explorar posibles caminos de colaboración.

NUEVO ESCENARIO

El pasado septiembre la administración Obama aprobó un plan de 15 puntos para el desarrollo del vehículo autónomo y pidió a los fabricantes que proporcionaran de forma voluntaria los detalles de sus sistemas de seguridad a los legisladores norteamericanos, algo que de momento no ha sucedido.

Si a eso unimos la advertencia que hicieron hace unos días los principales fabricantes unidos en la Alliance of Automobile Manufacturers a la nueva administración Trump en la que recomendaban nuevas reglas del juego y una revisión de los acuerdos en materia de coche eléctrico y autónomo, el debate del coche autónomo podría volver al punto de partida. Y ahí Apple, que parecía fuera de juego, podría entrar de nuevo en el partido.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil