Sport.es Menú

Sabina Asenjo: "¡Qué lejos va, qué pase la línea roja, por favor!"

Sabina Asenjo logró la mínima mundialista y olímpica con récord de España en Castellón (61,36)
Sabina Asenjo logró la mínima mundialista y olímpica con récord de España en Castellón (61,36) | sport

Nacida el 3 de agosto de 1986 en Ponferrada, Sabina Asenjo (1,81 metros de altura y 95 kilos de peso) anticipó un día la celebración de su 29 cumpleaños el domingo en el Campeonato de España de Atletismo disputado en Castellón.

David Rubio

La blaugrana, discípula de Carlos Burón (el forjador de Manolo Martínez), se encumbró al lograr en las pistas Gaetà Huguet su segundo récord de España (61,36) y su quinto título español al aire libre consecutivo. Sin embargo, lo más importante es que superó por 36 centímetros la mínima para los Juegos de Río’16 y para los inminentes Mundiales de Pekín. Por tanto, será la segunda española mundialista en la historia del disco femenino tras la coruñesa de Arceo-Miomorto, Ángeles Barreiro, que participó en Tokio’91. 

¿Estaba preparada para ser la gran protagonista de los Campeonatos de España? 

No, para nada. 

Pues usted consiguió la única mínima en Castellón... 

Estoy en una nube. Todavía tengo el lanzamiento en la cabeza y estoy supercontenta. Es que no puedo decir otra cosa. Lo he conseguido todo: la mínima para el Mundial y también para los Juegos de Río, que es lo que más deseaba. 

Cuando el disco se dirigía hacia 61,36 metros en su último tiro, ¿qué pensaba? 

¡Qué lejos va! ¡Que pase la línea roja (la mínima), por favor! (ríe). Fueron tantas emociones en tan poco tiempo que es difícil recordarlas. Yo pensaba que estas cosas tan bonitas no les pasaban a los atletas y menos a mí. El título, el récord de España, la mínima y encima en el último lanzamiento. 

Pero usted llevaba tiempo entrenando a gran nivel y sabía que estas marcas estaban a su alcance... 

La verdad es que sí, pero siempre entrenas, piensas que este año te va a salir bien y después siempre te llevas decepciones, porque el atletismo es así. Es una decepción tras otra hasta que un año por fin todas las cosas te salen bien. 

¿Cómo se siente al ser la segunda discóbola española en unos Mundiales (la gallega Ángeles Barreiro participó en Tokio’91)? 

Pues fíjate que yo solo tenía cuatro años por entonces. Es una satisfacción personal y un orgullo que por fin haya una mujer representando a España en disco. A ver si conseguimos que los lanzamientos se reconozcan en este país, sobre todo ahora con esta generación que viene por detrás con June (Kintana, octava en 2014 el Mundial júnior), Andrea (Alarcón) o Paula (Ferrándiz). Van a dar mucho que hablar. 

Ha pasado de 58,65 en 2013 y 58,31 el año pasado a batir dos veces el récord de España este año hasta dejarlo en 61,36. ¿A qué se debe este paso adelante? 

Yo creo que son años acumulados de mucho acumulados que por fin están dando sus frutos. No creo que haya entrenado de otra manera que en temporadas anteriores, aunque es cierto que desde que me fui a León di un salto de calidad con Carlos Burón. Con su enorme ayuda y con la confianza que me dio batir el récord de España la primera vez (60,74), todo esto ha sido la chispa que me ha permitido mejorar hasta conseguir este récord en Castellón. 

Aunque él lanzaba peso, ¿le ha dado consejos Manolo Martínez? 

Sí, claro, la verdad es que todos los lanzadores y todo mi grupo de entrenamientos... Ellos son fundamentales, tengo muy claro que sin su apoyo yo no estaría aquí. 

Esto debería ser un punto y seguido, porque a sus 29 años recién cumplidos parece que tiene bastante margen de mejora. ¿O no? 

Claro, yo siempre pienso en positivo. Si no lo viera así, no entrenaría más. Siempre pienso que el siguiente lanzamiento puede ser mejor que el anterior. Hay que ir siempre para adelante si quieres superarte cada día, pero ahora quiero disfrutar de esto y ya habrá tiempo de pensar en el Mundial de Pekín, ¡qué ilusión! 

Hace dos años en Moscú, se pasó a la final con 60,14; precisamente la 12ª y última represcada fue la cubana Denia Caballero, que ha destrozado este año los rankings con un brutal lanzamiento de 70,65, por delante de la otrora incontestable croata Sandra Perkovic (70,08). Por tanto, soñar es gratis y Sabina Asenjo está capacitada para ello.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil