Ruth Beitia se aseguró su segundo diamante

Ruth Beitia sumó su segundo diamante tras su victoria en la reunión de París
Ruth Beitia sumó su segundo diamante tras su victoria en la reunión de París | EFE

Ruth Beitiacampeona olímpica de altura, se aseguró su segundo diamante al ganar la prueba en la reunión de París, su cuarto triunfo de la temporada en la Diamond League, con un salto de 1,98 metros, su mejor marca de la temporada.

EFE

La cántabra, de 37 años, prologó su momento dulce con una nueva victoria en la Diamond League, tras Oslo, Estocolmo y Londres.

La plusmarquista española (2,02) renunció a las tres primeras alturas (1,70 - 1,75 y 1,80). Empezó en 1,85 y prosiguió con 1,90 y 1,93, todo a la primera, por lo que se situó en cabeza cuando las seis supervivientes atacaron los 1,96.

Beitia superó también esta altura al primer intento, lo mismo que Levern Spencer, la atleta de Santa Lucía que la sigue en la general de la Diamond League, pero ésta tenía un nulo en 1,93. Las demás quedaron eliminadas. La búlgara Mirela Demireva, subcampeona olímpica, terminó sexta con 1,90.

Ruth y Levern iban a jugarse el triunfo en un mano a mano, pero sólo la española superó los 1,98 y su rival acabó retirándose. La atleta cántabra se fue directamente por los 2,02 metros, altura en la que tiene su récord de España, pero falló sus tres intentos.

Por su parte, la holandesa Dafne Schippers, campeona del mundo y de Europa de 200, regresó a la senda de la victoria en ausencia de la campeona olímpica, Elaine Thompson, que la batió en Río. Schippers se impuso hoy con holgura: 22.13 frente a los 22.46 de la británica Desiree Henry.

En ausencia del campeón olímpico de 800, el keniano David Rudisha, su compatriota Alfred Kipketer dio cuenta del subcampeón olímpico, el argelino Taoufik Makhloufi, al que se impuso por 11 centésimas con un tiempo de 1:42.86, récord personal.

En 1.500 la campeona olímpica, la keniana Faith Kipyegon fue superada por Laura Muir, que con 3:55.22 se puso al frente del ránking mundial del año. La británica pagó su ambición en la final olímpica de Río con un súbito desfallecimiento que la relegó al séptimo puesto. Aquí batió a Kipyegon, segunda con 3:56.72.

En 400 metros vallas, el campeón mundial, el keniano Nicholas Bett, se tomó el desquite de su eliminación olímpica y batió con un tiempo de 48.01 al campeón de Río, el estadounidense Kerron Clement (48.19), dejando el tercer puesto para el turco-cubano Yasmani Copello (48.24) y el cuarto para el puertorriqueño Javier Culson (48.85)

El neozelandés Tom Walsh, bronce en los Juegos de Río, logró el mejor lanzamiento de su vida (22,00 metros) y batió por un solo centímetro al reciente campeón olímpico de peso, el estadounidense Ryan Crouser. La marca ganadora es nuevo récord de la reunión parisina. El anterior llevaba 24 años en poder del suizo Werner Günthör con 21,53.

El disco femenino repitió el podio olímpico de Río. La croata Sandra Perkovic, con un lanzamiento de 67,62 metros, se aseguró el triunfo en la prueba y también su quinto diamante consecutivo. La francesa Melina Robert-Michon, subcampeona olímpica, fue segunda con 64,36 y la cubana Denia Caballero, actual campeona del mundo, tercera con 61,98.

El estadounidense Chris Carter ganó el triple salto con una marca de 16,92, sólo dos centímetros más que los dos saltadores que le siguieron en el podio, el cubano Alexis Copello y el colombiano John Murillo. No estuvo ninguno de los medallistas olímpicos.

Y en salto de pértiga, el francés Renaud Lavillenie se dio un baño de masas. A diferencia de lo que ocurrió en Río, donde fue abucheado, aquí fue llevado en volandas por el público para, con un salto de 5,93 m asegurarse también el diamante. Intentó rebasar el listón en 6 metros... pero no pudo.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil