Kipchoge avanza hacía la barrera de las dos horas en maratón

Kipchoge avanza hacía la barrera de las dos horas en maratón

Kipchoge pulveriza su récord mundial de maratón
| sport
EFE

El keniano logró un nuevo récord del mundo en maratón (2h01:09) rebajando el anterior en treinta segundos

El atleta también quiere ganar los 'six majors', habiéndose impuesto ya en los de Londres, Berlín, Chicago y Tokio. Le quedan Boston y Nueva York

El keniano Eliud Kipchoge, con su victoria en Berlín y el nuevo récord del mundo establecido en maratón (2h01:09), volvió a dar un nuevo bocado a la marca que le acerca a la barrera de las dos horas y que, desde hace un tiempo, persigue sin obsesionarse con un estricto método de preparación.

Kipchoge, a punto de cumplir 38 años, volvió a desafiar en el Maratón de Berlín a todas las leyes físicas del atletismo realizando una carrera superlativa que ya forma parte de los anales del deporte.

El atleta keniano, que ya poseía el récord del mundo de maratón con 2h01:39, logrado también en Berlín en 2018, rebajó todos los parciales de paso durante la carrera con unos registros de 14:14 en los 5 km (10 segundos más rápido), 28:23 en 10 km (38 segundos más rápido), 42:33 en 15 km (1 minuto y 5 segundos más rápido), 56:45 en los 20 km (1 minuto y 11 segundos más rápido) y en el medio maratón 59:51 (un minuto y 15 segundos más rápido), por lo que todo hacía indicar que se establecería una nueva plusmarca.

Los pronósticos se cumplieron y Kipchoge, con sus 52 kilos de peso y una altura de 1.67 metros, entró en meta rebajando en treinta segundos su anterior plusmarca y celebrando la victoria en un maratón por decimoquinta vez de las diecisiete veces que ha corrido en la distancia. Además, esa cuarta victoria en Berlín le igualó con otro mito del maratón, el etíope Haile Gebrselassie, también ganador cuatro veces en la ciudad alemana.

El mérito de la gesta de Kipchoge es aún mayor porque los últimos diecisiete kilómetros, del 25 al 42, los realizó en solitario tras la retirada de Philemon Kiplimo, la última de las tres liebres dispuestas por la organización. Llegó a realizar 200 pasos por minuto con una zancada de 180 centímetros

"Fui muy rápido gracias al trabajo en equipo aunque mis piernas y mi cuerpo todavía se sienten jóvenes, pero lo más importante es mi mente, que también se siente fresca y joven", apuntó al terminar de correr en Berlín.

Kipchoge basa su rendimiento en las extraordinarias condiciones innatas que tiene para correr pero también en una exigente disciplina de trabajo que sigue con su equipo, el NN Running Team, en el campamento de Kaptagat (Kenia), dónde entrena, a unos 25 kilómetros de dónde vive su familia.

El atleta keniano se acuesta a las nueve de la noche, duerme ocho horas hasta las cinco de la mañana, descansa con la siesta, bebe unos tres litros de agua diarios, cuida la comida con proporciones nutricionales, entrena entre dos veces al día y se realiza a nivel personal con la lectura y la filosofía. Y a nivel deportivo elige muy bien las competiciones. No compite en exceso, solo en carreras seleccionadas.

Kipchoge sueña con las dos horas en un maratón oficial aunque el reto es difícil, pese a que esa mítica barrera ya la rebajó una vez. Fue el 12 de octubre de 2019, con un tiempo de 1h59:40, con una carrera hecha a su medida, la "Ineos 1.59", en la que contó con ayudas externas no permitidas por la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) y, por tanto, su marca no pudo ser homologada.

Corrió detrás de un vehículo que le iba marcando el ritmo para batir el muro de las dos horas y rodeado por siete 'liebres' en formación de flecha para protegerlo del viento. Esos siete corredores formaban parte de un equipo de 41 atletas de primer nivel que se fueron turnando a lo largo de toda la carrera para darle apoyo.

Los objetivos que más cerca tiene son los de ganar los 'six majors'. De momento ha ganado los maratones de Londres, Berlín, Chicago y Tokio. Le quedan Boston y Nueva York.

El otro reto es repetir en lo más alto del podio en los Juegos Olímpicos de París 2024 el oro en maratón logrado en Río de Janeiro 2016 y Tokio 2021.

Bajar de las dos horas, o aproximarse aún más, también es un reto, aunque no lo exprese públicamente. "Ahora celebraré este récord y tendré que darme cuenta de lo que he logrado. Simplemente volveré a correr y veré qué sucede". Pase lo que pase el nombre de Kipchoge siempre estará ligado al maratón como uno de los mejores atletas de la historia.