Jordan Díaz eclipsa al resto de figuras en un cierre sensacional

Jordan Díaz eclipsa al resto de figuras en un cierre sensacional

Jordan Díaz, junto a su entrenador Iván Pedroso
Jordan Díaz, junto a su entrenador Iván Pedroso | RFEA

El hispanocubano sigue haciendo historia a sus 21 años y ha dejado su récord español de triple en 17,87

De Arriba, Asier Martínez, Xènia Benach, Mario García, Retamal, Paula Sevilla, Lucía Pinacchio... ¡qué domingo!

Nerja ha cerrado unos sensacionales Campeonatos de España de Atletismo con una jornada dominical extraordinaria en la que el recientemente nacionalizado Jordan Díaz se ha erigido en el gran protagonista de la cita por encima de todas las estrellas que han brillado con fuerza este domingo.

El habanero, quien no podrá competir como español al menos hasta 2024, llegaba tras batir su récord nacional de triple salto y dejarlo en 17,70. Pues bien, en el estadio Enrique López Cuenca el atleta del Barça ha realizado uno de los mejores concursos de la historia con 17,93 metros ventosos y otra plusmarca nacional (17,87).

El caso es que a sus 21 años Jordan Díaz se confirma como líder mundial del año y ya es el decimotercero de la historia igualado nada más y nada menos que con el estadounidense Mike Conley. A las órdenes de Iván Pedroso va a seguir creciendo y quizá sea la opción más firme de medalla para España en los Juegos de París. Firme en su puesta a punto tras un calvario de problemas, el excampeón Pablo Torrijos fue segundo con 16,72 (mejor marca de la temporada) y Marcos Ruiz se colgó el bronce con 16,36 metros.

Jordan Díaz se sigue acercando a los 18 metros 

| RFEA

Pese a la sensacional actuación del triplista, la tarde del domingo estuvo plagada de grandes actuaciones con mínimas y excelentes marcas, aunque alguna de ellas quedó lastrada por el excesivo viento favorable como ha sucedido a lo largo de toda la cita.

La final más esperada de los Nacionales era la masculina de 800 metros y no decepcionó. El campeón mundial bajo techo Mariano García demostró que su puesta a punto es lenta pero muy decidida y luchó por la victoria hasta la última recta.

Tras pasar el 400 en 53.92, el murciano tomó la cabeza e inició su habitual cambio sostenido que lo mantuvo al frente de la prueba hasta que llegaron los 'trenes' por detrás. Tan inteligente como siempre, el excampeón europeo Álvaro de Arriba emergió para imponerse con 1:45.82, seguido por el finalista olímpico y mundial Adrián Ben (1:46.01) y por Mariano García (1:46.04).

Álvaro de Arriba reinó en los 800 metros

| RFEA

"Había muchos nervios, nos jugamos las plazas para el Mundial y estamos todos muy bien. Era una final muy dura y no les quería dar ni un metro", explicó el salmantino tras su victoria. "Lo que me gusta es dar espectáculo y que la gente se lo pase bien. Cuando Álvaro está bien, es muy difícil ganarle", dijo el murciano (bronce).

La otra gran final eran los 1.500 masculinos con un nuevo duelo entre Adel Mechaal y Mohamed Katir tras la victoria del muleño de adopción en el 5.000. Sin embargo, no estaban solos ni mucho menos y se ha demostrado con creces.

Mechaal tiró tras el paso por el 800 (1:58.29) y se le fueron detrás primero Katir y después Nacho Fontes en una situación que se mantuvo hasta que emergió para imponerse Mario García Romo, universitario en Estados Unidos, con 3:35.52. Katir fue segundo (3:35.85) y Fontes tercero (3:35.94), relegando a Mechaal a la medalla de chocolate.

Marío García Romo dio la sorpresa en el 'milqui'

| RFEA

"Las últimas semanas he soñado con esta carrera, con hacer la mínima y ganar a todos estos grandes atletas. He hecho la mejor carrera de mi vida y estoy muy contento. Es el resultado de mucho trabajo, primero aquí y ahora en Estados Unidos", comentó Mario García Romo.

También hubo emociones fuertes en 200 metros. El recordman español Bruno Hortelano no se presentó tras mostrar un flojo nivel en 'semis' y Pol Retamal se impuso con 20.28 para reafirmarse como segundo español de todos los tiempos y quinto europeo del año con un viento que por fin lo respetó (-1,1 m/s). Por delante tiene a los británicos Gemili y Robson y a los franceses Golitin y Fall. ¡Casi nada!

"Yo solo miraba el crono y al final he estado tan cerquita de la mínima mundial. Ese viento en contra por la mañana... ¡qué pena! De lo que tengo unas ganas enormes es de estar en los Juegos de París y aún queda mucho trabajo", explicó el azulgrana.

El azulgrana Pol Retamal sigue rompiendo moldes

| RFEA

En féminas, la genial Paula Sevilla no tuvo tanta suerte con el viento (+2,5 m/s), que anuló los sensacionales 22.73 con los que se impuso, que le habrían abierto el paso hacia el Mundial y que la habrían acercado aún más al récord español de Sandra Myers (22.38). Lucía Carrillo fue segunda con 23.10 y Aitana Rodrigo, tercera con 23.12.

"Estoy muy contenta, he vuelto a estar por debajo de 23 segundos y sí, ha sido una pena el viento. Para mí era impensable estar en estas marcas y todavía queda mucho verano por delante", comentó la velocista de La Solana.

Para terminar con las estrellas vespertinas, Lucía Pinacchio se encumbró definitivamente con tan solo 19 años al proclamarse campeona en 800 metros y minutos después siendo clave para el oro del Barça en el relevo 4x400 metros. La también cuatrocentista impuso su final en la recta con 2:03.85, seguida de las también jóvenes Marina Martínez (2:04.08) y de Yurena Hueso (2:04.21), con la por fin recuperada catalana Zoya Naumov cuarta (2:04.32).

"Confiaba mucho en mi velocidad y sabía que tenía que esperar un poco y ser paciente para el último 100. Me vi encerrada a falta de 200 metros, no tenía fuerzas para entrar por dentro, me abrí y ahí ya fui a tope", señaló la discípula de Arturo Martín.

Lucía Pinacchio, una enorme campeona de solo 19 años

| RFEA

Sin Esther Guerrero, el 1.500 fue un mano a mano entre la ganadora Marta Pérez (4:19.11) y la segunda Águeda Marques (4:19.32) con Rosalia Tárraga tercera (4:23.33). Y en 5.000, Marta García se fue en la última vuelta para vencer con 16:10.88 por delante de Beatriz Álvarez (16:12.22) e Isabel Barreiro (16:13.60).

El blaugrana Carlos Tobalina sumó un nuevo oro con 20 metros justos en peso y se quejó del mal estado del círculo (lo mismo que sucedió con el martillo) y hubo poco nivel tanto en la final jabalina femenina con el oro para Arantza Moreno con 55,70 por detrás de la cubana Yulemnis Aguilar (64,17) y con la 'combinera' María Vicente undécima (41,15, marca del año), como en la altura con triunfo de Una Stancev con 1,85 metros.

Para terminar, el Barça se impuso en los dos relevos largos (3:07.79 y récord de los Campeonatos los chicos con Manu Guijarro, Pablo Sánchez-Valladares, Lucas Búa y Pau Fradera y 3:37.39 las chicas con Eva Santidrián, Lucía Pinacchio, Geena Stephens y Laura Hernández). Los locales del Cuevas de Nerja se llevaron el 4x100 masculino con 39.88 (José María Marvizón, José Miguel Millán, Daniel Cortés y el campeón del doble hectómetro Jesús Gómez) y el Playa de Castellón en féminas con 44.04 (Ona Rossell, Lucía Carrillo, Paula Sevilla y Bianca Acosta).

Temas