Suárez coge carrerilla para el derbi ante el Madrid

La titularidad del uruguayo es una incógnita, pero si no sale de inicio Simeone le dará minutos en la segunda parte

La idea del técnico es rodarle un poco antes de las dos 'finales' que esperan ante el Salzburgo y el Real Madrid

Luis Suárez, durante su primer entrenamiento con el grupo tras  superar la covid-19
Luis Suárez, durante su primer entrenamiento con el grupo tras  superar la covid-19 | sport

SPORT.es

Después de cuatro partidos de baja y de 55 remates para marcar tres goles sin él, el retorno de Luis Suárez y la figura del '9' relanzan este sábado al Atlético de Madrid para su partido con el Valladolid en el Wanda Metropolitano, una fortaleza sin ganador visitante desde hace un año o 21 choques.

Nadie le vence allí desde el 1 de diciembre de 2019. Ni en la Liga ni en la Liga de Campeones, con un total de 21 encuentros, de los que se impuso en 15 e igualó seis, con 35 goles a favor, 10 en contra y 12 porterías a cero de Jan Oblak. Nada más ha perdido ahí dos de sus últimos 56 partidos oficiales. Es un dato imponente.

Como también lo ha sido y lo es Luis Suárez para cualquier rival. Superado ya la Covid-19 de la que se contagió con su selección, el negativo en la prueba PCR oficial de la Liga de este jueves lo devuelve de inmediato a la competición, tan necesitado que se siente el bloque de Diego Simeone de un goleador tan incontestable, al que ha echado de menos, aún más con la baja coincidente en tres duelos de Diego Costa, por más que su ritmo en la actual Liga sea imparable.

No ha perdido tampoco sin él, pero sí ha surgido esa sensación del anhelo del '9', del arquetipo de goleador clásico. Nadie es tan eficaz como él sobre la portería contraria y quizá, con él, no habrían sido iguales ni el 0-0 con el Lokomotiv ni el 1-1 con el Bayern, que han puesto en una duda razonable la clasificación para octavos de final de la Liga de Campeones, pendiente de puntuar en Salzburgo.

Eso será el miércoles. Y el sábado que viene espera el derbi con el Real Madrid. Pero antes aguarda el Valladolid, al que recibe en el Metropolitano entre unas cuantas rachas que expresan cómo ha comenzado el Atlético la Liga. O cómo la enlazó con la pasada. A los 21 encuentros invicto en su casa le añade las 25 jornadas seguidas sin derrota en ese torneo o las seis victorias ahora seguidas que confluyen en que sus registros hoy representan a un líder indudable.

Por promedio de puntos, con 23 de 27 (2,55 de media), o por rendimiento defensivo, con nada más dos goles en contra en nueve choques, es el mejor tanto en LaLiga Santander como entre los 98 clubes de las cinco grandes Ligas europeas. En tal condición debe insistir este sábado mientras acecha la cima de la Real Sociedad, con un punto y dos partidos más que el conjunto rojiblanco.

No ha mostrado su idea para el once Simeone. La duda es si Luis Suárez será titular en su vuelta a la dinámica del grupo. Probablemente sí, al lado de Joao Félix; con Koke Resurrección y Saúl Ñíguez en el medio centro y con Marcos Llorente, Thomas Lemar o Víctor Machín, 'Vitolo', para dos puestos en el medio del campo, una vez que Yannick Carrasco será baja por un golpe en la rodilla. Tampoco están disponibles Diego Costa, Manu Sánchez y Sime Vrsaljko.

Del 3-5-2 o del 4-4-2 dependerá la elección de los nombres en la defensa. Fuera por lesión Giménez, Felipe Monteiro estará en el once como central. También Mario Hermoso, bien como lateral izquierdo o como central, y Kieran Trippier, en la derecha. La incógnita es si Stefan Savic tendrá descanso o si Renan Lodi regresará al once.

Enfrente, el Real Valladolid acudirá al Metropolitano con la baja confirmada de Guardiola y la seria duda de Orellana, por lo que habrá cambios en el once titular con una posible variación del sistema táctico.

A falta de conocerse la convocatoria, la ausencia de Guardiola hará que el técnico, Sergio González, replantee el esquema inicial para dar entrada a un media punta -todo apunta a que sea Óscar Plano- y a un solo hombre en ataque, en este caso Marcos André.

En la víspera de este choque lo advertía el entrenador: "Podemos optar por volver a jugar con un delantero y un media punta y dejar la opción de dos hombres de ataque -Weissman y André- como alternativa según avance el partido", por lo que cambiaría su habitual esquema del 4-4-2.

Lo que tiene claro es que van a sacar "al mejor once titular para enfrentarse a un rival de la talla del Atlético de Madrid" y jugarán "sin miedo", ya que el objetivo es buscar la sorpresa.

Además, añadió, "el hecho de poder volver a jugar en este escenario ante un rival de entidad, motiva, y las sensaciones son que se puede ir a por él", puesto que los antecedentes ante equipos grandes son positivos y solo faltó "la puntilla" para haber sumado en todos ellos.

La clave de este partido es "igualar su frecuencia, su intensidad, hacer que corran hacia atrás, que vean que hay profundidad" en las jugadas de su equipo "y tener personalidad para enfrentar sus individualidades y su presión cuando tengamos el balón", advirtió Sergio.

Su equipo sigue recuperando "parte de esa esencia" que tenía, con un bloque compacto defensivo, que va progresando, para poder "dejar la portería a cero", "seguir minimizando los errores" y tratar de "certificar las ocasiones de gol evidentes que se crean", haciendo hincapié en el control de los penaltis, ya que los vallisoletanos han cometido cinco en once partidos.

Alineaciones probables

Atlético de Madrid: Oblak; Trippier, Felipe, Hermoso, Lodi; Llorente o Vitolo, Koke, Saúl, Lemar; Joao Félix y Luis Suárez o Correa.

Real Valladolid: Masip; Janko, Joaquín, Bruno o Javi Sánchez, Nacho; Alcaraz, San Emeterio; Hervías, Villa, Óscar Plano; Marcos André.

Árbitro: González Fuertes (Comité asturiano).

Estadio: Wanda Metropolitano.

Hora: 18:30

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil