Mario Hermoso puede ser sancionado con un mínimo de dos partidos

Mario Hermoso puede ser sancionado con un mínimo de dos partidos

Mario Hermoso puede ser sancionado con un mínimo de dos partidos
El momento de la pelea entre Mario Hermoso y Hugo Mallo | EFE

El colegiado Munuera Montero recoge en el acta que agarró por el cuello a Hugo Mallo

De ser así, el rojiblanco no volverá a jugar hasta la jornada del 11 y 12 de septiembre

La importante victoria del Atlético de Madrid en Vigo puede dejar una secuela muy importante. Se trata de la expulsión en el tiempo de descuento del defensa Mario Hermoso como resultado de la tangana que se produjo a raíz de una entrada de Hugo Mallo a Luis Suárez. Trifulca que acabó con la tarjeta roja tanto para el defensa rojiblanco como para el capitán del Celta de Vigo. Pero donde las consecuencias pueden ser mucho peores para el primero dado que, tal y como recoge el colegiado Munuera Montero en el acta arbitral; Hermoso fue expulsado por roja directa mientras que el capitán vigués fue por doble amarilla.

Pero además la redacción del acta por parte del árbitro internacional español de la expulsión de Hermoso puede tener importantes consecuencias para el futbolista. En la misma dice textualmente que "en el minuto 90 el jugador (22) Hermoso Canseco, Mario fue expulsado por el siguiente motivo: Agarrar por el cuello con ambas manos a un adversario de forma continuada sin estar el balón en juego".

Hay dos elementos claves que dan pie a una sanción mínima de dos partidos para el jugador del Atlético de Madrid. Primero donde deja claro que agarra el cuello de Hugo Mallo. Y segundo el hecho de no estar el balón en juego. Esto nos sitúa en el artículo 123 del Código Disciplinario relativo a la violencia en el juego y que dice lo siguiente: "Producirse de manera violenta con ocasión del juego o como consecuencia directa de algún lance del mismo, siempre que la acción origine riesgo, pero no se produzcan consecuencias dañosas o lesivas, se sancionará con suspensión de uno a tres partidos o por tiempo de hasta un mes".

Pero resulta además que cuando no hay opción de disputa de balón se parte de un mínimo de dos partidos. "Si la acción descrita en el párrafo anterior se produjera al margen del juego o estando el juego detenido, se sancionará con suspensión de dos a tres partidos, sin perjuicio de lo establecido en el artículo 98 del presente Código".

Luego si el Comité de Competición entiende esta última consideración, supondría que Mario Hermoso no podrá volver a jugar con el Atlético de Madrid hasta prácticamente dentro de un mes. Se perdería la segunda y tercera jornada de Liga no pudiendo regresar hasta la cuarta que está prevista para el fin de semana del 11 y 12 de septiembre, después del parón por selecciones previsto desde el 30 al 9 de septiembre. Esto siempre que lo consideren como violencia en el juego. Si lo estiman como agresión, entonces supondría un mínimo de cuatro encuentros.

La diferencia de Hugo Mallo respecto a Mario Hermoso es que el jugador vigués fue expulsado por doble amarilla. La primera por la entrada por detrás a Luis Suárez y la segunda por sus protestas al colegiado. Esto le supondrá un partido de sanción.

El "Profe" Ortega se expone a cuatro partidos de sanción

Quien también se expone a una sanción ejemplar es el ayudante del Cholo Simeone, el "Profe" Ortega. Según recoge el acta fue por "salir del área técnica con ambos brazos en alto, protestando de forma clara y reiterada la finalización del encuentro". Inicialmente, al considerar su labor como técnico, debería ser sancionado con dos partidos. Pero el artículo 114 del Código Disciplinario argumenta que cuando la expulsión sea de un AY, ATS o fisioterapeuta, acarreará una sanción de cuatro encuentros. Lo mismo sucede con el ayudante del banquillo vigués Eduardo Fernández Costas que vio también la tarjeta roja por "protestar de forma ostensible y reiterada una decisión al árbitro asistente".