El vicepresidente del Athletic defiende a sus aficionados

"En general, por mucho que se intente criminalizar, la población tenemos un comportamiento muy adecuado", explicó Mikel Martínez

El mandatario afirmó que lo ocurrido en la final contra la Real no es "un ejemplo sino una excepción" y pide no criminalizar a los seguidores rojiblancos

Ambiente en la calle Licenciado Poza
Ambiente en la calle Licenciado Poza | EFE

EFE

Mikel Martínez, vicepresidente del Athletic Club, aseguró que los incidentes que hubo en Bilbao el día de la final de Copa frente a la Real Sociedad no son "un ejemplo, sino una excepción" y por ello pidió "no criminalizar" a la afición rojiblanca.

"En general, por mucho que se intente criminalizar, la población tenemos un comportamiento muy adecuado", subrayó Martínez en un acto organizado por la Asociación de Comerciantes del Casco Viejo bilbaíno para ambientar la capital vizcaína con motivo de la final de Copa del próximo sábado en Sevilla frente al FC Barcelona.

La iniciativa consiste en la exhibición en los escaparates de las láminas dibujadas por el ilustrador, infógrafo y escritor Tomás Ondarra en su "Diario ilustrado del confinamiento de un athleticzale", en las que se relatan, con dibujo y texto, las 24 copas ganadas por el equipo bilbaíno.

El vicepresidente, médico de profesión y jefe del servicio de Urgencias del Hospital de Basurto, admitió que "lo que es un bajonazo es que no haya público y que no se pueda celebrar". "Pero vivimos un momento muy complicado en lo sanitario. De repente parece que vamos a dominar la pandemia, pero luego resulta que te llega una cuarta ola", lamentó antes de señalar que "no podemos impedir" que los aficionados despidan al equipo, como sucedió en Lezama, porque "eso es nuestra propia esencia".

"Lo que tenemos que intentar es hacerlo con sensatez y con precaución, pero impedir que unos motoristas tutelen el autobús, eso no lo podemos impedir. No podemos impedir ese subidón de los aficionados, eso es imposible", señaló.

Martínez consideró que concentraciones de aficionados como las de Lezama o la calle Pozas de Bilbao son "hechos puntuales". "Eso pasa cada fin de semana. No podemos criminalizar a la afición del Athletic porque uno se lanza desde un semáforo y no le ha cogido nadie. Eso no es un ejemplo sino una excepción, porque la población no somos así", incidió.

Para el vicepresidente "en nuestro entorno vivimos con sensatez" y, por lo tanto, en caso de lograr el título, "hay que celebrarlo con sensatez, y si es con restricciones pues con restricciones". "Y el día que esto se acabe, si ganamos, cuando se pueda, intentar celebrarlo con fuste", recalcó.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil