Una victoria con mucho castigo para Djokovic

Una victoria con mucho castigo para Djokovic

Djokovic se lamenta durante la final
Djokovic se lamenta durante la final  | EFE

Pese a su triunfo en Londres, el serbio baja hasta la séptima posición del ránking

Su camino en los torneo se presenta mucho más complicado y la primera gran prueba será en el US Open

El séptimo título de Wimbledon para Novak Djokovic no ha sido como los seis anteriores. El serbio elevó su palmarés hasta los 21 Grand Slam, quedándose a tan solo uno de Nadal, pero con un castigo muy elevado de por medio.

El hecho de no repartir puntos por la sanción que recibió el torneo al no dejar competir a los tenistas rusos ha hecho que el serbio caiga hasta la séptima posición del ranking. Un hecho que ya conocía antes de empezar el torneo.

Es su peor clasificación desde marzo de 2018 cuando debido a una lesión en el codo que le dejó KO varios meses, el serbio volvió al circuito como número 22 de la ATP.

Un problema para su caza a Nadal

Su bajada drástica de posiciones puede suponer un problema para Djokovic en su intento de conquistar el Grand Slam número 22 de su carrera en el próximo US Open. El serbio se puede encontrar con un duro camino.

Séptimo en la clasificación no entraría como uno de los cuatro primeros cabezas de serie, por lo que ya en octavos sus rivales serían mucho más complicados de los que viene siendo habitual para él.