Consejos y recomendaciones en el mundo de las apuestas

Las apuestas deportivas deben tener un principio absoluto de responsabilidad por parte de los usuarios

Controlar las estadísticas, conocer el deporte y gestionar bien los errores son aspectos clave

Imagen del Estadio Ramón Sánchez Pizjuán sin público por la pandemia.
Imagen del Ramón Sánchez Pizjuán sin público por la pandemia. | EFE

El mundo de las apuestas es complejo. Los usuarios se enfrentan a una realidad en la que el conocimiento no es sinónimo de éxito y en el que el factor de la suerte juega un papel importante. La responsabilidad individual es un aspecto esencial para hacer un uso adecuado de las predicciones y el capital que queramos invertir en los pronósticos.

El concepto de juego seguro, según el Ministerio de Consumo, es aquel que se considera justo, íntegro, fiable y transparente y tiene sus fundamentos en la seguridad de las operaciones que realiza el usuario en su actividad de juego. Difiere, en todo caso, del concepto de juego responsable: este depende siempre del jugador y menos regulable de forma externa.

Las apuestas deportivas son una realidad que ha crecido mucho en los últimos años en España, en parte por la consolidación de entornos en línea que nos permiten acceder desde cualquier lugar del mundo de una forma segura. Es importante tener claras algunas directrices si queremos formar parte de este entorno con tantas aristas:

Apostar con responsabilidad

Lo más importante cuando realizamos una o varias apuestas deportivas es hacerlo con total responsabilidad. Tener la cabeza fría y barajar todas las opciones es el paso más importante para afrontar una predicción con garantías. La claridad y lucidez mental son indisolubles de la responsabilidad individual.

Apostar a deportes que son familiares

Cuando invertimos dinero en un pronóstico resulta lógico tener algo de conocimiento sobre lo que va a suceder. Ya sea una cuestión más sentimental o estrictamente racional, el usuario debe tener por bandera que cuánto más conozca un deporte más probabilidades de éxito. Deportes como la hípica, el balonmano o el hockey, con un número de seguidores más reducido que el fútbol o el baloncesto, por señalar algunos ejemplos reales, pueden entrañar muchos riesgos si el usuario no los sigue asiduamente.

La importancia del Big Data

En el deporte, el factor suerte siempre es uno de los mayores condicionantes. Una expulsión temprana, un disparo al palo o un cambio desde el banquillo pueden alterar por completo el devenir de un determinado evento. El cúmulo de muchos factores es incontrolable a nivel estadístico, pero la realidad es que el Big Data es un ámbito muy importante en este mundo.

Conocer qué nos dicen los datos puede ser útil para apostar por algo en concreto en detrimento de otro y puede ser vital para conocer qué puede pasar en un acontecimiento puntual. Los números no engañan, a pesar de que no expliquen ni justifiquen al 100% las situaciones.

Gestionar los errores y ser consciente de las limitaciones

Los errores más comunes en los usuarios pasan por no saber gestionar los errores en las predicciones y entrar en una espiral de revancha que puede ser peligrosa para el estado de salud y económico de este. Cada uno debe intentar imponerse unos límites y ser consciente de la peligrosidad que este contexto tiene implícito.

Las apuestas deportivas llevan intrínseca una sombra que ha terminado por destruir familias y vidas, y es por ello por lo que desde este medio de comunicación se hace mucho hincapié en el principio de responsabilidad. Diviértete, pero sé responsable.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil