Memphis quiere ser Hasselbaink en el Bernabéu

Memphis quiere ser Hasselbaink en el Bernabéu

Atlético de Madrid - Valladolid | El debut de Memphis Depay
Atlético de Madrid - Valladolid | El debut de Memphis Depay | AFP

El último delantero neerlandés del Atlético, Jimmy Floyd Hasselbaink, destrozó al Real Madrid en el derbi disputado en el Bernabéu: 1-3 y doblete del ariete

Sólo Hasselbaink y sus 24 goles en liga se recuerdan como casi la única aportación de Países Bajos en el club rojiblanco más las escasas de Mussampa y Heitinga

El Atlético de Madrid recurre de nuevo a la fórmula del puente aéreo para reforzar su plantilla con la incorporación de Memphis Depay a la delantera rojiblanca. Depay no estaba teniendo protagonismo en el Barcelona y el jugador forzó para acabar llegando al Metropolitano. Su fichaje, por reminiscencias pasadas, evoca en el Atleti a otro atacante neerlandés, futbolista que en apenas una temporada dejó 24 goles y quizá el único buen recuerdo del curso descenso a Segunda. Jimmy Floyd Hasselbaink enamoró al Calderón y fue capaz de conquistar sus corazones y algo más. Por ejemplo, el Bernabéu. El recuerdo de aquella noche en la que sometió al eterno enemigo es cábala entre los colchoneros para soñar en Copa con otra gesta, pero esta vez liderada por Depay. 

El viaje en el tiempo obliga a retirar hojas en el calendario hasta la décima jornada de la temporada 1999-2000, cuando un Atlético lanzado en Liga, visitó al eterno enemigo con ánimos de conquistar Chamartín. Lo consiguieron con un partido redondo. Antich y sus chicos ganaron por 1-3 al Real Madrid y Hasselbaink, fichaje estrella de los colchoneros en verano, se salió. Hizo un doblete (el otro gol lo hizo Jose Marí) para remontar el tanto inicial de Morientes. Desde entonces, sólo la conquista de la Copa en 2013 supera en el recuerdo atlético una actuación mejor en el Bernabéu. El tipo de futbolista, delantero robusto, rápido y pegador, genera paralelismos entre Depay y Hasselbaink.

Los piropos de Koeman

El fichaje de Depay no sólo han aplaudido en Madrid. Desde Países Bajos, Ronald Koeman (exjugador y exentrenador del Barça) valoró positivamente su cambio de equipo. El técnico fue el encargado de ficharlo en el Barça y ahora, desde el banquillo de la selección de Países Bajos, vaticina un buen resultado para su compatriota. "Estoy muy contento de su cambio", comenzó diciendo en su presentación como seleccionador neerlandés. "No estaba cómodo con su situación en el Barcelona y ahora tendrá el tiempo de juego necesario para llegar a su mejor nivel de entonces", agregó posteriormente. 

Hasselbaink y el año del descenso

Los futbolistas neerlandeses en España están íntimamente ligados al Barcelona, por razones que son ampliamente conocidas (Cruyff, Neeskens, Koeman, Rijkaard…), sin embargo, no es el único club que ha buscado en este mercado soluciones históricas a sus necesidades. El Atleti se lanzó a aquella aventura en el verano de 1999 (hace 23 años y medio). El Atleti se ha caracterizado por fichar buenos delanteros y ésta no fue la excepción ni en sus peores momentos.

Hasselbaink llegó del Leeds United donde había anotado 42 veces en dos temporadas y aunque marcó 24 tantos (fue segundo máximo goleador de LaLiga) lo hizo en la fatídica temporada del descenso colchonero. Tras su corto paso por el Calderón volvió a la Premier League donde no perdió el olfato y marcó 87 veces con el Chelsea, en cuatro temporadas, y otras 34 veces más en dos temporadas con Middlesbrough. El neerlandés es un buen referente para Depay como ejemplo a seguir. Otros delanteros neerlandeses dejaron un buen recorrido en el fútbol español. Otros neerlandeses conocidos en el Atlético de Madrid fueron Kiki Musampa, que estuvo entre 2003 y 2005 después de ser campeón en los 90 con el Ajax, o John Heitinga, que jugó una temporada en el Vicente Calderón.