El mejor Benzema aspira al récord que no lograron Leo Messi y Cristiano Ronaldo

El mejor Benzema aspira al récord que no lograron Leo Messi y Cristiano Ronaldo

Karim Benzema, capitán y delantero del Real Madrid
Karim Benzema, capitán y delantero del Real Madrid | AFP

En toda la historia de la Supercopa de Europa sólo Falcao ha logrado hacer un hat-trick. Sucedió en 2012, cuando, con el Atlético, él solo ‘ganó’ el trofeo

De repetir aquella gesta, Benzema igualaría al colombiano y, de paso, se convertiría en máximo goleador histórico de la Supercopa con cuatro goles.

A Karim Benzema se la ha afilado el gesto. Ahora luce cara de felino desatado. León con hambre infinita (ya no es aquel gato que definió Mourinho) para devorar récords y ambicionar nuevas metas sin importarle ni el quién, ni el cómo. Con el Balón de Oro (casi) bajo el brazo tras una temporada de escándalo, su mentalidad ganadora no frena. Quiere más. La siguiente parada, una Supercopa de Europa ante el Eintracht de Frankfurt en la que anhela levantar el trofeo y, de paso, alcanzar un doble récord sólo para escogidos, de ésos que no han logrado ni el mismísimo Leo Messi o Cristiano Ronaldo.

Porque en toda la historia del torneo sólo ha habido un jugador capaz de hacer tres goles en la final. Fue Radamel Falcao en 2012, cuando le endosó un hat-trick al Chelsea. Ahora Benzema, máxima baza ofensiva del Real Madrid, podría tratar de alcanzarlo. No sería, desde luego, nada descabellado que lo consiguiera.

Benzema y los hat-trick de leyenda

Primero, porque en los pronósticos de Betfair, el Real Madrid es claro candidato al título con una cuota de 68% de probabilidad implícita, lo que le da más opciones. Sucede, además que el hat-trick de Benzema cotiza una cuota de 5% de probabilidad implícita, la cuota más probable de cuantos goleadores potenciales tiene este partido y, aunque opción remota, con una probabilidad suficientemente alta como para no verla descabellada.

Además, Benzema y el Real Madrid se han convertido en apóstoles de lo imposible. Ya el curso pasado se vio en una trayectoria Champions plagada de hitos. Lo fue la remontada al PSG (hat-trick de Benzema) y también ante el Manchester City (hubo gol de Benzema). La victoria ante el Chelsea en Londres (otro hat-trick del francés) o la remontada del Bernabéu (también hubo gol de Benzema) apuntalan la percepción de que si hay épica, ahí está Karim para ponerle salsa con sus goles… en ocasiones de tres en tres.

Superar a Messi y Cristiano

Hasta los dos hat-trick consecutivos que anotó frente al PSG y al Chelsea, Benzema no había sido muy dado a esta fórmula goleadora. Antes había anotado otros nueve tripletes entre Olympique de Lyon (dos) y Real Madrid (siete). Claro que en esta ocasión no fue importante sólo el cuánto si no el cuándo. La idoneidad de los goles y la épica han elevado estas actuaciones al Olimpo del fútbol… y lo que le queda.

Ahí, en el Olimpo, residen desde hace años Cristiano Ronaldo y Leo Messi. Sin embargo, ninguno de los dos ha logrado la gesta de meter tres goles en un mismo partido de la Supercopa de Europa. El portugués, eso sí, mantiene buena media goleadora. Participó dos veces (ambas con el Real Madrid, 2014 y 2017) y en ambos partidos marcó un tanto. Messi ha jugado cuatro veces la Supercopa para anotar tres goles. El argentino pertenece al enorme elenco de jugadores que lidera la tabla de máximos artilleros de la Supercopa con tres dianas. En total son nueve los hombres que han hecho tres goles en el torneo.

Si Benzema igualara la gesta de Falcao, e hiciera un hat-trick al Eintracht, pasaría a comandar esta tabla, toda vez que el francés ya cuenta en su haber con un tanto en esta competición continental, eso sí, de amargo recuerdo. Sucedió en 2018 ante el Atlético de Madrid. Los colchoneros se llevaron el trofeo tras golear 4-2 en la prórroga. Ahora aquel Benzema nada tiene que ver con el actual.

Sigue la ‘Benzemadependencia’

Trece años después de su primer gol con los blancos, el actual capitán del Real Madrid tras la salida de Marcelo afronta la próxima temporada en la cumbre de la ola y con ganas de sumar no sólo en el Real Madrid, sino también en la selección francesa, con la que competirá un Mundial muy especial tras el veto que sufrió en años anteriores. Descansado tras gozar de más vacaciones que sus compañeros, su puesta de largo ante la Juventus demostró que Karim sigue siendo faro de un Real Madrid que sufre sin él, aunque no le duele admitirlo.

“Tenemos dependencia de Benzema, es así, no lo vamos a negar. Y soy muy feliz de que seamos dependientes de Karim. Es una realidad y es algo bueno”, admitió el curso pasado un Ancelotti que, de nuevo, confiará toda su producción ofensiva al 9 blanco, ése que ahora aspira a un récord al alcance de muy pocos.