La maldición de Herrera se cierne sobre el Bernabéu

La maldición de Herrera se cierne sobre el Bernabéu

Ancelotti hará rotaciones ante Osasuna
Ancelotti hará rotaciones ante Osasuna | AFP

En los últimos cuatro Madrid - Osasuna, el conjunto de Pamplona ha logrado dos empates a cero como máximo botín y en ambos estaba su actual portero

Como antídoto, el cuadro blanco ha registrado su mejor arranque en LaLiga desde la temporada 1987-1988 en la que acabaron conquistando el título

Osasuna visita el Bernabéu tras el parón por selecciones y lo hace con una maldición amenazando a los de Ancelotti. En los últimos cuatro enfrentamientos entre ambos equipos, los rojillos han logrado arrancar dos empates a cero. No es mal botín para un equipo que en ambos duelos tuvo el mismo arquero.

Sergio Herrera, fue responsable de mantener la portería a cero y esta temporada el proyecto del club de El Sadar invita al optimismo de poder encajar una gesta similar a lomos de su defensa y del propio portero de Miranda de Ebro. Herrera sólo ha encajado cinco goles en seis partidos, una marca buena para un equipo que tiene como objetivo la salvación de la categoría.

Pasito a pasito, cada año Osasuna sigue creciendo deportivamente y sus números así lo demuestran. Sin ir más lejos, con el triunfo cosechado en Almería, la escuadra navarra ya firma el mejor comienzo liguero en Primera del presente siglo. Dicha victoria, sumadas a las tres caseras que ha logrado frente a Sevilla, Cádiz y Rayo Vallecano, le otorgan al equipo que dirige Jagoba Arrasate una docena de puntos, lo que le permite ocupar la quinta posición.

Herrera, un muro

La presencia más que probable de Sergio Herrera en el once de Osasuna es garantía de blindaje, aunque en su buen inicio de temporada con esos apenas cinco goles encajados, tiene mucho que ver una defensa también rocosa.

Herrera apenas ha tenido que intervenir diez veces en lo que llevamos de campaña, lo que señala que tirarle al guardameta exige, primero, zafarse de una defensa excelsa. Rendimiento colectivo que también ilusiona en Pamplona, donde, por qué no, sueñan con repetir la última victoria que lograron los rojillos en el Bernabéu.

El mejor Real Madrid en 35 años

Tan bien ha empezado el Real Madrid que hacía 35 años que no comenzaba de esta manera, desde la temporada 1987-88, en la que el equipo se llevó el título liguero. Esta es la quinta liga que el Madrid comienza con seis victorias y solo en una de estas ligas no salió como campeón.

El duelo frente a Osasuna pone a prueba la fiabilidad de los de Ancelotti ya que los navarros son una entidad muy estable y que no ha sufrido tanto por el virus FIFA como le puede pasar al Madrid.

El mejor comienzo de Osasuna

Un botín, el actual con 12 puntos, que ni los aficionados pamplonicas más optimistas hubieran soñado para este inicio competitivo, aunque sí que el míster rojillo ya dijo en su momento que era muy importante sumar desde el principio, habida cuenta de lo inusual que va a ser la temporada por el parón mundialista.

Ni siquiera en la histórica 2005-06, en la que Osasuna consiguió el billete para disputar la previa de Champions, llegó a sumar tantos puntos. Por aquel entonces, en las cinco primeras jornadas acumuló un total de nueve.

Solo se acercan otros dos cursos en los que también estuvo Javier Aguirre en el banquillo, la 2003-04 y 2004-05, en las que el bloque rojillo llegó hasta los diez puntos en ambas. Únicamente hay un ejercicio en el que sí que alcanzó la docena de puntos en los primeros cinco envites, pero no es comparable, ya que se produjo en Segunda.

Se trata de la 2015-16, en la que Osasuna acabaría consiguiendo el ascenso de la mano de Enrique Martín tras imponerse en las dos eliminatorias del playoff. Curiosamente, el único partido que perdió de los cinco primeros fue en Almería.