Las mayores sorpresas de la historia de la FA Cup

Las mayores sorpresas de la historia de la FA Cup

Las mayores sorpresas de la historia de la FA Cup
| SPORT

La competición más antigua del mundo ha dejado algunas sorpresas muy difíciles de creer.

Hace apenas un par de semanas, toda Inglaterra vio cómo el Stevenage, un equipo de League Two (Cuarta división), se cargaba al Aston Villa en la tercera ronda de la FA Cup. Un sorpresón, porque un equipo muy modesto eliminaba a un conjunto de Premier League cuya plantilla está hecha para luchar por la parte media alta de la tabla.

Esta clase de sorpresas son relativamente habituales en la competición del ko inglesa. Es cierto que en los últimos años se han ampliado las diferencias entre los mejores y los equipos más humildes, pero esto no ha evitado que haya resultados inesperados, como el de la final de 2013.

ROBERTO MARTÍNEZ TRIUNFÓ

Aquel día, se midieron en Wembley el Manchester City, tras cinco años ya bañado por el dinero árabe, y el Wigan Athletic, que descendería de la Premier ese mismo año. El partido parecía claro quién se lo iba a llevar de antemano, pero un cabezazo de Ben Watson en el descuento dio la victoria a los 'Latics'.

Fue algo inesperado, pero al fin y al cabo eran dos equipos de Premier League. Pero, ¿cuál ha sido la mayor sorpresa en términos de diferencias entre los dos equipos?

Ese honor recae en un West Bromwich Albion-Woking de 1991. El Woking era un equipo de la liga regional inglesa, mientras que el West Brom estaba en segunda. Pese a que se adelantó el WBA, un 'hat-trick' de Tim Buzaglo en apenas once minutos mandó a la siguiente ronda al Woking y produjo la mayor sorpresa, en términos de diferencia en la pirámide del fútbol inglés, de la historia de la FA Cup.

SORPRESAS PARA LOS MÁS GRANDES

La mayoría de grandes de Inglaterra han sufrido alguna gran decepción en su historia en la FA Cup. El Liverpool, por ejemplo, cayó en la final de 1988 contra el Wimbledon, mientras que en 2013 cedió contra el Oldham Athletic, equipo que estaba en aquel momento en League One.

En el caso del Arsenal, les eliminó el Wrexham en 1992, cuando eran vigentes campeones de la liga inglesa, mientras que al Chelsea le echó el Bradford City en 2015; y al Manchester United lo apearon el Leeds United en 2010, el MK Dons en 2015 y el Sheffield Wednesday en la final de 1991.

De momento, la gran sorpresa de la edición de este año se la lleva el Stevenage, sin olvidar que el Sheffield Wednesday dejó en el camino al Newcastle United. ¿Habrá más? Este viernes comenzará la cuarta ronda con un interesantísimo duelo entre el Manchester City de Erling Haaland y el temible Arsenal.