Y Camavinga volvió a resucitar al Real Madrid

Y Camavinga volvió a resucitar al Real Madrid

Y Camavinga volvió a resucitar al Real Madrid
| SPORT

La entrada del centrocampista francés cambió por completo la cara a un Real Madrid que estuvo noqueado por el Chelsea durante todo el partido

Minuto 71 de la vuelta de cuartos de final de la Champions League. El Real Madrid está totalmente desbordado por el Chelsea. El VAR acaba de anularle el 0-3 a Marcos Alonso cuando Carlo Ancelotti decide hacer un cambio que podría haberle metido en un lío. El italiano sacó a Toni Kroos -con gestos de desaprobación del alemán incluidos- para dar entrada a Eduardo Camavinga. La sensación fue exactamente la misma que en la vuelta de la eliminatoria de octavos de final contra el Paris Saint Germain en el Santiago Bernabéu.

Camavinga empezó a multiplicarse en el campo gracias a su extravagancia física. Se ofrecía, sacaba el balón jugado y sobretodo recuperaba balones en zonas comprometidas. El francés, de apenas 19 años, jugaba como un veterano que ya estaba curtido en mil batallas Champions cuando ni de lejos es así. En el minuto 80, el jugador robaba la cartera a Kanté para lanzar a Modric y que éste diese una asistencia de fantasía para el gol de Rodrygo que supuso ir a la prórroga del encuentro.

En los 30 minutos añadidos, Camavinga volvió a ser protagonista cortando un pase flojo de Thiago Silva a Kanté para lanzar nuevamente a Vinicius. El brasileño encaró y asistió para que Benzema marcase el gol que dio el pase a la postre al Real Madrid. Luego el centrocampista fue fundamental en varias acciones de achique defensivo para que los blancos consiguiesen su décimo pase a semifinales en 12 temporadas.

Después de que muchos le tachasen como un 'parche' ante el fracaso del fichaje de Mbappé el pasado verano, Camavinga está siguiendo los pasos de Mendy con Marcelo para quitarle el puesto a Kroos. Su poderío físico unido a su gran capacidad para adelantar la presión 20 metros permiten al Real Madrid hacer gestas como se vio ante el PSG -donde también comandó la remontada hasta el 1-3- o este miércoles frente a un Chelsea que no olvidará su nombre.

El Real Madrid puede estar de celebración porque con Camavinga y Valverde tiene centro del campo para 10 años. El francés sólo acaba de aparecer y su potencial de crecimiento parece ilimitado. El madridismo no dudó en enamorarse de un jugador que marca las diferencias con su zancada. Tras ganar tres Champions consecutivas, el final de la CMK -Casemiro, Modric y Kroos- parece estar más que próximo. El relevo llama a la puerta y Camavinga es un descarado al que no le da miedo nada. Ni siquiera ser decisivo en dos noches europeas que pasarán a la historia del Real Madrid.