Los deportes que más sufrirán la ausencia de 'sponsors' de casinos

La nueva regulación de la publicidad de las casas de apuestas significará una reducción de ingresos de muchos clubs

Los clubs de fútbol serán los más afectados por la regulación de la publicidad de casas de apuestas
Los clubs de fútbol serán los más afectados por la regulación de la publicidad de casas de apuestas. | sport

Contenido ofrecido por Casino Profesor

Uno de los primeros proyectos del recién creado Ministerio de Consumo ha consistido en la regulación de la publicidad de las casas de apuestas y ya establecidos o nuevos casinos online; especialmente éstos últimos encontrando un difícil panorama para abrirse campo en un sector altamente competitivo. Pero en general, los más afectados son los equipos deportivos que recibían grandes cantidades de inversión de sus 'sponsors': los casinos on line y casas de apuestas. 

¿Cómo nacieron estas restricciones?

Al Gobierno, y en especial al ministro de Consumo, Alberto Garzón, les preocupa el aumento del consumo de apuestas entre jóvenes de entre 18 y 25 años. 

Un 28 % de los nuevos usuarios de este tipo de sitios entran en esa franja de edad. El deporte más afectado, aunque no el único, está siendo el fútbol.

¿Cuándo entran en vigor los cambios?

Los equipos verán recortados sus ingresos una vez que termine la temporada 2020/2021 y concluya el plazo de adaptación al Real Decreto de Comunicaciones de las Actividades del Juego, del Ministerio de Consumo. Así se lo ha comunicado el Ministerio a los clubes profesionales que actualmente tienen contratos con empresas de casino o apuestas deportivas.

El ministro, Alberto Garzón, ha remitido misivas a los presidentes de los distintos equipos que han firmado contratos de patrocinio con empresas de apuestas, para informarles de que deben extinguirlos antes del 30 de agosto de este año.

La noticia, como no podía ser de otro modo, ha caído como un jarro de agua fría especialmente entre los clubes de Primera y Segunda División. Es por eso que el Gobierno les ha concedido unos meses de «cortesía», al entender que la cancelación inmediata de patrocinios millonarios podría suponer la quiebra económica de clubes que ya de por sí se encontraban en en situaciones delicadas.

Varios equipos profesionales habrían solicitado moratorias de hasta tres y cuatro años al Gobierno para no acusar tanto las pérdidas en su economía. No obstante, estas súplicas han caído en saco roto: la fecha de caducidad de los contratos es el mes de agosto de 2021.

¿Qué clubes serán los más afectados?

Si hablamos de fútbol, las empresas de casino y casas de apuestas on line patrocinan actualmente a un 76,2 % de los equipos de Primera y Segunda División. Solo diez equipos no tienen ningún tipo de acuerdo con operadores de apuestas. Con estos datos, podemos suponer que la medida asestará un durísimo golpe a la industria del fútbol española, pero otros deportes, como el baloncesto, tampoco van a salir indemnes.

Equipos de Primera División, como el Valencia, el Sevilla, el Club Atlético Osasuna, el Levante, el Real Betis, el Deportivo Alavés, el Granada o el Cádiz, tienen en estos momentos a una empresa relacionada con las apuestas como sponsor principal.

Muchos otros, como el Athletic Club, el Barcelona, el Celta de Vigo, el Elche, el Real Madrid, el Club Atlético de Madrid o el Villareal la tienen como patrocinador secundario. Solo el Éibar, el Getafe, el Huesca, la Real Sociedad o el Valladolid no tienen vinculación con empresas de apuestas.

Es curioso el caso de la Real Sociedad, que sometió a votación entre sus socios la posibilidad de aceptar una oferta que le hubiera supuesto al club unos ingresos de entorno a los cinco millones de euros anuales. Un 86 % de los socios mostraron su rechazo ante esta opción.

En Primera División, son ocho los clubes que tienen casas de apuestas como sponsor principal del equipo; mientras que en Segunda son solo cuatro —el Málaga, el Rayo Vallecano, el Huesca y el Lugo— los que no tienen patrocinadores relacionados con las apuestas. O sea, cuatro equipos de un total de veintidós.

La nueva normativa: alcance

El veto a las casas de apuestas incluiría la publicidad en camisetas, en vallas publicitarias, en estadios o en espacios deportivos televisivos —únicamente de una a cinco de la mañana—. El  ministro, Garzón, reconoce que: «Hasta ahora, no ha habido regulación en la publicidad del juego. Hasta ahora hemos vivido en la ley de la selva, donde todo puede hacerse».

Según los expertos, limitar la emisión de publicidad a la madrugada no solo la condenaría al ostracismo, sino que prácticamente acabaría con este tipo de anuncios en la radio o la televisión. Asimismo, no podrán participar en los anuncios personas famosas o de notoriedad pública, como deportistas u otras personalidades públicas. Adiós a Neymar y a Cristiano en las publicidades de salas de póker.

Los 'title rights' también quedarían prohibidos, dado que el decreto prohíbe usar el nombre, marca o denominación comercial de un operador de apuestas para referirse a una instalación deportiva o centro de entretenimiento. Esto afectaría a equipos como el Baskonia o el Bilbao Basket, de baloncesto, que tienen vendidos sus 'title rights' a casas de apuestas.

Solo se salvaría, parcialmente, la publicidad online. Un impacto económico complicado de asumir, especialmente tras la cancelación durante meses de los torneos a consecuencia de la emergencia sanitaria y a la ausencia de público en los estadios.

No solo en España

España no es el único país en el que se está intentando poner coto a esta «ley de la selva». El pasado mes de diciembre, el Ejecutivo británico puso el foco también en las apuestas y casinos 'on line', y está valorando vetar la publicidad y la esponsorización de este tipo de compañías en el sector deportivo.

Es un movimiento que responde, como en nuestro país, a una intensa campaña de sensibilización sobre los peligros de los juegos de azar. La reforma de la Gambling Act de 2015 podría incluir medidas como la limitación del número de apuestas que un usuario puede realizar al mes, la creación de controles de liquidez y el veto al patrocinio de equipos y eventos deportivos por parte de casas de apuestas deportivas y casinos online.

Conclusión

Especialmente para el fútbol español, la prohibición de la publicidad de casas de apuestas supone un revés duro de asumir. Para empezar, porque repercutirá notablemente en los ingresos de un importante porcentaje de clubes de Primera y de Segunda. Para seguir, porque la noticia se produce en un contexto ya delicado en el plano económico: cuando las pérdidas relacionadas con la COVID-19 aún afectan a unos equipos que perdieron dinero con el parón de La Liga y que aún siguen sin ingresar dinero de las taquillas de los estadios.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil