Cristiano Ronaldo, la guinda al proyecto de Solskjaer

Cristiano Ronaldo, la guinda al proyecto de Solskjaer

Cristiano Ronaldo con la camiseta del United
Cristiano Ronaldo con la camiseta del United | AFP

El portugués ha vuelto a Mánchester para devolver a los diablos rojos a lo más alto

Ole Gunnar Solskjaer quiere consolidar el proyecto deportivo y conquistar títulos

El delantero portugués, Cristiano Ronaldo, ha llegado al Manchester United para dar el empujón definitivo al proyecto de Ole Gunnar Solskjaer. Después de finalizar como subcampeón de la Premier League y la Europa League, los diablos rojos han incorporado a Raphael Varane, Jadon Sancho y Cristiano Ronaldo para buscar la consolidación definitiva del proyecto deportivo.

El ex del Real Madrid, que ha abandonado la Juventus de Massimiliano Allegri pese a que le restaba un año más de contrato, regresa a la que fue su casa durante seis años y donde consiguió tres Premier League, una FA Cup, dos Copas de la Liga y una Champions League, además de dos Community Shield y un Mundial de Clubes.

Con la llegada del atacante, el Manchester United se ha convertido en uno de los primeros candidatos al título junto al Chelsea, vigente campeón de la Champions League, y Manchester City, vigente campeón de la Premier League. También las de Jadon Sancho y Raphael Varane elevan el techo competitivo del grupo, que está destinado a pelear por todos los títulos posibles.

El hijo pródigo regresa a casa

Cristiano Ronaldo ha vuelto a sus orígenes. Después de recalar en Mánchester procedente del Sporting CP con tan solo 18 años, el extremo se adaptó rápidamente a la pizarra de Sir Alex Ferguson y comenzó a brillar con luz propia. El Real Madrid lo firmó finalmente en 2009 a cambio de 94 millones de euros y se convertiría en uno de los mejores jugadores de la historia reciente.

El portugués es sinónimo de competitividad y autoridad, algo que el proyecto de Ole Gunnar Solskjaer pedía a gritos para consolidarse y acercarse definitivamente a los títulos. El reencuentro plantea algunas dudas, pero también muchas certezas.