Carlos Sainz se hace mayor

Carlos Sainz se hace mayor

Carlos Sainz, celebrando
Carlos Sainz, celebrando | EFE

El madrileño se ha sacado un peso de encima con su primera victoria en la F1

El resultado de Gran Bretaña puede marcar un punto de inflexión para el de Ferrari

En el mejor fin de semana de su vida, Carlos Sainz se ha sacado de encima un enorme peso al estrenar su palmarés de poles y triunfos, pero también al imponer su criterio en el muro de Ferrari al menor atisbo de preferencia por Charles Leclerc, dejando claro que puede aspirar al título sin desmerecer a su compañero.

De todas las lecturas sobre la victoria de Carlos Sainz en Silvestone (la primera para él en Fórmula 1 después de 150 grandes premios), la más acertada corresponde a su padre, Carlos Sainz sénior.

El veterano piloto, en su día bicampeón del mundo de rallies, ha recordado que hubo “un antes y un después” de su primer triunfo en el Rally Acrópolis, que aquello catapultó definitivamente su carrera y le dio la confianza necesaria para desafiar a cualquier rival.

"Un alivio"

“La primera victoria siempre es un alivio. La pole no lo era, pero la victoria sí. Ahora estoy seguro de que voy a luchar por más, seguiré mejorando con este coche para hacerlo posible”, valoró Sainz después de que el himno español sonara en el podio de la F1 nueve años después del último éxito de Fernando Alonso.

El resultado de Gran Bretaña puede marcar un punto de inflexión para Sainz, incluso en clave de campeonato. Es cierto que Verstappen aún tiene 34 puntos de ventaja sobre Sergio Pérez, 43 respecto a Leclerc y 54 más que Carlos, pero ya hemos visto esta temporada que los problemas fiabilidad están siendo una constante y el Mundial puede dar aún muchas sorpresas.