Baloncesto femenino en los JJ.OO.: Estados Unidos, a confirmar su favoritismo

Las estadounidenses buscan el pleno de victorias y acceder como primeras de grupo a los cuartos de final

La última derrota olímpica para el baloncesto femenino de Estados Unidos fue en Barcelona 92

Estados Unidos, en busca de seguir haciendo historia
Estados Unidos, en busca de seguir haciendo historia | AFP

La delegación estadounidense de baloncesto femenino afronta la última jornada de la fase de grupos frente a Francia con dos victorias en su casillero y un sinfín de buenas sensaciones. Las norteamericanas buscan dos puntos más que las clasifique como primeras de grupo a los cuartos de final y que les permita soñar con la séptima medalla de oro consecutiva.

Estados Unidos, que llega a una nueva cita olímpica como máxima favorita, no pierde un encuentro en unos Juegos Olímpicos desde Barcelona 1992, cuando la Unión Soviética (79-73) las apartó de la gran final. China y la propia Unión Soviética se disputaron las medallas de oro y plata, mientras que las norteamericanas desbancaron a Cuba y se llevaron el bronce.

El combinado de Dawn Stanley han ganado de forma consecutiva la medalla de oro en Atlanta 1996, Sidney 2000, Atenas 2004, Pekín 2008, Londres 2012 y Río de Janeiro 2016. Es más, siempre que Estados Unidos ha competido en unos Juegos Olímpicos ha conseguido un metal: ocho medallas de oro, una de plata y otra de bronce. Las norteamericanas no disputaron Moscú 1980 debido a las tensiones políticas entre Estados Unidos y la Unión Soviética en el marco de la Guerra Fría.

España, a evitar a las norteamericanas

El combinado de Lucas Mondelo se ha impuesto a Canadá (66-76) en el último encuentro de la fase de grupos y accederá a los cuartos de final como primera de grupo con tres victorias en tres partidos. Presumiblemente, las españolas evitarán así a las estadounidenses: una victoria sobre Francia también las clasificaría como cabezas de grupo y podrían no encontrarse hasta una hipotética final.

Estados Unidos, con las dos victorias frente a Nigeria (72-81) y Japón (86-69), suma ya 51 partidos consecutivos sin perder en los Juegos Olímpicos. La autoridad en el baloncesto internacional es absolutamente aplastante: tan solo Australia en Atenas 2004 ha sido capaz de no perder por más de 20 puntos en las últimas siete finales olímpicas.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil