Análisis LG Wing: Tienes alas, utilízalas

Analizamos el novedos teléfono LG Wing que la compañía ha sacado hace poco al mercado

Su principal baza es que cuenta con dos pantallas, una de ellas giratoria

Análisis LG Wing: Tienes alas, utilízalas
Análisis LG Wing: Tienes alas, utilízalas | sport

Los teléfonos móviles han evolucionado a pasos de gigante desde que se empezó a popularizar su uso cotidiano. Han pasado ya muchos años desde aquellos enormes trastos pesados con antena desplegable y escasa o nula pantalla para ver los contactos. Poco a poco la pantalla ha ido creciendo en detrimento del teclado, hasta que desde hace ya unos años es casi imposible ver a una persona con un teléfono móvil que lleve un teclado físico incorporado.

Josep Carceller @JosepCarceller

Y cuando parecía que casi todo estaba inventado tras unos largos años en el que el mercado de los smartphones parecía estancado en un móvil de pantalla entera, empezaron a florecer otro tipo de dispositivos diferentes a los actuales con pantallas plegables, pero lo que nadie se esperaba es que LG sorprendiera con su LG Wingel smartphone con pantalla giratoria en forma de T.

A continuación os dejamos con el unboxing de la unidad de review que nos ha hecho llegar LG España:

Pero ¿para qué sirve una pantalla en forma de T? Pues tenemos que echar la vista atrás para comprender que todo el contenido multimedia (televisión, series, películas, algunos juegos, etc.) se ha diseñado para ser consumido en horizontal, y es ahí donde radica la fuerza de este curioso teléfono móvil.

Antes de empezar con este análisis, vamos a ver las características técnicas del LG Wing:

Dimensiones 169,5 x 74.5 x 10,9 mm
260 g
Pantalla Principal: 6,8" 20.5:9 FHD+ P-OLED FullVision (2.460 x 1.080 px / 395 ppp)
Secundaria: 3,9" 1.15:1 G-OLED (1.240 x 1.080 / 419 ppp)
Procesador Qualcomm Snapdragon 765G
RAM 8 GB
Sistema operativo Android 10 + LG UX
Almacenamiento 128/256 GB (hasta 2 TB con microSD)
Cámaras

Traseras:

64MP OIS (f/1.8 / 78°/ 0,8 µm)
13 MP gran angular (f/1.9 / 117° / 1 µm)
12 MP ultra gran angular (f/2.2 / 120° / 1,4 µm)

Frontal:

32 MP (f/1.9 / 79,6° / 0,8 µm)

Batería 4.000 mAh + carga inalámbrica
Conectividad Wi-Fi 802.11 a, b, g, n, ac / Bluetooth 5.1 / NFC / USB tipo-C (USB 3.1 Gen 1 Compatible)
Otros Gimbal Motion, cámara frontal pop-up, lector en pantalla, IP54, Quick Charge™ 4.0+,MIL-STD 810G
 

TIENE DOS PANTALLAS

Sí, la característica principal del LG Wing es su segunda pantalla, aunque a simple vista y con la pantalla cerrada parece un smartphone normal de los actuales. Si bien se le nota más gordo que el resto de dispositivos y un poco más pesado, tenerlo en la mano es cómodo pero tras una sesión larga con este dispositivo en la mano se puede hacer más pesado de lo que parece.

Sin embargo al desplegarlo esa sensación de pesadez desaparece y se siente mucho más cómodo. Inmediatamente su procesador Snapdragon 765 que le dota de una conectividad 5G hace que casi no haya lapso de tiempo en tanto y cuánto se abren y se encienden las dos pantallas a la vez. Sus 8 Gigas de RAM se ocupan de que todas las aplicaciones actuales corran sin ningún problema.

Ambas pantallas no tienen mucho más misterio que el que da que pensar que el LG Wing está diseñado para consumir contenido multimeda como YouTube, disfrutar de juegos y series gracias al poder del 5G o jugar a los videojuegos más potentes, pues en nuestra prueba ha ejecutado sin despeinarse juegos exigentes como Call of Duty Mobile, a pesar de tener las dos pantallas abiertas.

Sirven también para, por ejemplo, emitir vídeos en directo e interactuar con la audiencia, por poner otro ejemplo.

Y TIENE TRES CÁMARAS TRASERAS

Una de las ventajas del LG Wing es que la pantalla frontal se olvida de cualquier “notch” y de agujeros para esconder la cámara de selfies, ya que ésta al igual que en algunos modelos de Xiaomi, se activa mediante software lanzando un pop-up que sale desde el interior del teléfono móvil.

En cuanto a la parte posterior en sí misma, el LG Wing dispone de tres cámaras cuya lente principal es de 64 Mpx, un gran angular de 13 Mpx y otro gran angular dedicado al novedoso modo Gimbal que cuenta con 12 Mpx.

Con estos números no falla: el LG Wing es una de las mejores opciones fotográficas del momento, pero además cuenta con el modo Gimbal, centrado en la grabación de vídeo cuya finalidad es la de imitar un estabilizador de imagen vía software. Cuando desplegamos el móvil por defecto se abre este modo de grabación de vídeo; en la enorme pantalla superior tenemos la imagen y en la pequeña los controles de grabación.

Una de las grandes pegas de este terminal es que con el móvil abierto no podemos hacer uso del modo foto, sino que sólo podremos grabar vídeos.

Y UNA BATERÍA...

LG ha dotado a este modelo de una gran batería para que soporte de un modo más que justito el uso de ambas pantallas a todo color; pegándoles caña a las dos pantallas la duración se queda algo corta pues no pasa de las 4-5 horas, mientras que en un uso normal la batería puede llegar a durar alrededor de 15-20 horas dependiendo de muchos factores como el brillo, el uso de las cámaras, el Bluetooth o el Wi-Fi. No está nada mal, pero es un aspecto muy mejorable.

CONCLUSIONES FINALES

El LG Wing es un teléfono con el que la marca coreana ha decidido volver a arriesgar y apostar por algo completamente novedoso, pero que se enfoca a un tipo de público muy específico; tanto el que quiera empezar a hacer sus pinitos con la grabación de vídeo como el que se centra en el tema multimedia que hemos comentado antes.

A pesar de llevar un procesador que no es un tope gama actual, su buen rendimiento acompañado de los 8 Gb de RAM hacen que cumpla en la mayoría de los aspectos, si bien no es un terminal que brille en todos los aspectos, quizás la pega de no llevar un procesador más potente que lo situara en la cúspide de los flagships actuales, es un punto bastante flaco en su contra. Otro aspecto negativo es el elevado peso que tiene cuando lo sujetamos con una mano, ya que al cabo de un rato cansa bastante el estar soportando un “cuarto de quilo” con una sola mano.

Por lo demás, en cuanto a innovación y diseño, el LG Wing es un teléfono que nos ha gustado bastante; si sois usuarios pudientes y con curiosidad por las nuevas tecnologías sin un gran rendimiento, os alentamos a que os tiréis de cabeza a por este nuevo smartphone.

Por la parte contraria, si tenéis que hacer un esfuerzo económico para desembolsar más de 1.000 euros en un smartphone sin que tengáis muy claro que le vais a sacar un buen rendimiento, no vayáis a por él.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil