Análisis Samsung Galaxy S20 FE: Un nuevo miembro en la familia

Os contamos nuestra experiencia con el último dispositivo de la firma

Características de flagship, a un precio más asequible

Análisis Samsung Galaxy S20 FE: Un nuevo miembro en la familia
Análisis Samsung Galaxy S20 FE: Un nuevo miembro en la familia | sport

Desde hace unos cuantos años, Samsung sigue experimentando cambios dentro de su línea de productos. Generalmente, estos cambios han ido implementándose en base a la inspiración de marcas que han ido expandiéndose y entrando fuertemente en terreno occidental, gracias a sus grandes prestaciones y precios más asequibles. Se acabó el ofrecer un solo dispositivo móvil de gama alta, acompañado de otros tantos con características mediocres y pésimos en calidad. Ahora la firma surcoreana dispone de toda una gama de productos, diferenciados claramente por su nomenclatura y público al que desean llegar. A excepción de uno. El Samsung Galaxy S20 FE. En este artículo os contaremos nuestra experiencia con el terminal, el cual desde Samsung nos han ofrecido muy amablemente.

Antonio Vallejo Taslimi

OTRO MÁS EN LA FAMILIA

Tras la llegada de los Samsung Galaxy S20, mostrados oficialmente en febrero de este mismo año, y la gama Note 20, parece que Samsung ya había mostrado todo lo que tenía que ofrecer dentro de la gama alta. No obstante, nada más lejos de la verdad, la firma presenta también este peculiar dispositivo, el Samsung Galaxy S20 FE. Y decimos peculiar, porque en cuanto a características y precio, se encuentra un poco en terreno de nadie. FE, de Fan Edition, nomenclatura utilizada por Samsung únicamente en 2017 para el Note, reemplazando el peligroso artefacto nuclear Note 7. Ahora la compañía reutiliza este subtítulo para traer cambios interesantes a la familia S20. Bajo estas líneas os dejamos la tabla de especificaciones, donde podéis ver todo lo que dicho dispositivo ofrece en su interior.

Dimensiones y peso 159,8mm*74,5mm*8,4mm (190g)
Pantalla

Super AMOLED 120Hz

6,5 pulgadas

FullHD+ (2400x1080) (407ppi) (20:9)

HDR10+

Procesador

Exynos 990

Memoria RAM 6/8 GB 
Almacenamiento 128GB/256GB UFS 3.1 + MicroSD hasta 1TB
Software One UI 2.5/Android 10
Sistema de cámaras
  • Sensor principal 12MP OIS, f/1.8

  • Sensor Ultrawide: 12MP, f/2.2, 123º

  • Sensor teleobjetivo: 8MP, f/2.0, OIS

  • Cámara Frontal: 32MP, f/2.0

  • Vídeo: 4K 30/60 fps, 1080p 30/60 fps, Cámara Lenta, Time Lapse

Conectividad 5G NSA, 5G Sub6/mmWave, 4G LTE, WiFi 6 ax, HE80, MIMO, Bluetooth 5.0, NFC, GPS, GLONASS, Galileo, Beidou
Sensores y puertos Sensor de huella dactilar en pantalla, USB 3.1 Type-C, Dual nano-SIM
Batería 4.500 mAh con carga rápida 25W, carga inalámbrica de 15W y carga inalámbrica inversa de 4,5W
 

ESPECIFICACIONES DE FLAGSHIP

Como habéis podido comprobar en la tabla, nos encontramos con un dispositivo con características de flagship. Así pues, el Samsung Galaxy S20 FE ofrece el Exynos 990 (Snapdragon 865 en la versión estadounidense), incorporando el mejor procesador con el que cuenta la firma por el momento. Además, también contamos con los 120Hz de frecuencia de refresco en pantalla, haciendo que nuestra experiencia en One UI nos sea mucho más fluida. Tampoco nos podemos olvidar de su decente sistema de cámaras, o una más que suficiente batería de 4.500 mAh, a la cual nos enfocaremos más adelante. El dispositivo incluye además versiones de 128GB y 256GB de almacenamiento, y 6GB u 8GB de memoria RAM, con espacio para MicroSD. Pero entonces, ¿qué diferencia a este terminal del Samsung Galaxy S20? ¿Merece nuestra atención? Sigue leyendo y lo descubrirás.

Parte trasera del S20 FE | Diario SPORT

DISEÑO SIMPLE Y ELEGANTE

El Samsung Galaxy S20 FE ofrece un diseño básico, pero no por ello se deja atrás la elegancia. Contamos con un panel de 6,5 pulgadas a resolución Full HD+ donde se sitúa una cámara frontal en la parte superior. Ya hemos tenido la oportunidad de probar otros terminales con este mismo diseño, y lo cierto es que este tipo de cámara no entorpece en absoluto nuestra experiencia en contenido audiovisual. Además, nos encontramos con un estilo de pantalla plana, o casi plana, olvidándonos de la pantalla infinito que cuentan los S20. No obstante, las funciones edge siguen estando ahí, pudiendo deslizar hacia el centro de la pantalla para visualizar un menú desplegable con las apps más usadas. Con bordes redondeados y con los controles de volumen y bloqueo/desbloqueo a un lado, el terminal dispone de un acabado de plástico en su parte trasera, siendo el punto que quizás más le resta ante un diseño de móvil Premium. Y como viene siendo habitual en los smartphones de hoy día, aquí nos encontramos con un sistema de tres cámaras en la parte superior izquierda. Samsung incorpora tres sensores y un flash, disponiendo así del sensor principal, un telefoto y un ultrawide, de los cuales hablaremos más adelante.

Lateral del dispositivo | Diario SPORT

ONE UI, GRANDES VIRTUDES, PERO INCONSISTENTE

Desde One UI 2.0, Samsung realizó grandes cambios en torno a la experiencia a nivel de software que ofrecían sus terminales. Pensamos que este cambio ha tomado grandes inspiraciones de aquellas capas de personalización más simples y con menos bloatware en el sistema, es decir, aquellas aplicaciones que vienen preinstaladas en el terminal. Lejos quedan aquellos tiempos en los que nos encontrábamos con infinidad de aplicaciones en el software de Samsung las cuales prácticamente no usaba nadie, entorpecían la experiencia, y perjudicaban la vista general del sistema operativo. En One UI 2.5, versión que viene instalada en el terminal, basada en Android 10, pocas aplicaciones de este estilo nos vienen preinstaladas, a excepción de la tienda de Galaxy, Facebook, y demás. Así pues, One UI ofrece una experiencia limpia y muy personalizable, quizás incluso más de lo que debiera. Sin embargo, el software de Samsung sigue siendo inestable en buena parte de momentos. Además, las animaciones de serie son bastante lentas. Se pueden atenuar o eliminar, pero no aumentar la velocidad de las mismas. Incluso al introducir nuestros datos biométricos como la huella dactilar, se nos hace lento. Bien es cierto que los 120Hz ayudan a que la experiencia siga siendo más que aceptable, pero en temas de optimización, aún le queda recorrido a Samsung para pulir su experiencia. Y es que de nada sirve disponer del mejor hardware posible, si a éste no le acompaña una respuesta inmediata e intuitiva en cuando a software se refiere.

Dejando a un lado la parte más negativa quizás del software de Samsung, en el S20 FE nos encontramos con funciones muy útiles y que nos han llamado bastante la atención. Algunas de ellas ya se encuentran en anteriores dispositivos, pero creemos que son de interés mencionarlas. Como viene siendo habitual, Samsung Daily se encuentra en la parte izquierda de la interfaz. Deslizando hacia ella nos encontramos un sistema de tarjetas donde nos vienen a indicar las últimas noticias, así como una selección de widgets muy vistosos. Además, también tenemos Samsung Dex, una experiencia de escritorio adaptada que podremos enviar a una TV mientras que usamos la pantalla del teléfono como trackpad. Otra de las opciones en las que muchos fabricantes están implementando y que Samsung ha traído de manera muy completa, es el tema de la salud digital, ofreciéndonos una vista de nuestra tendencia de uso con el dispositivo y formas para reducir el consumo, como por ejemplo el Modo Concentración. Otra fantástica adición es la sección de Mantenimiento del Dispositivo, la cual nos permite acceder a una vista general del estado de la batería, RAM y almacenamiento, pudiendo liberar espacio, o activar las diferentes opciones de ahorro energético.

Pantalla de inicio del Samsung Galaxy S20 FE | Diario SPORT

BATERÍA MÁS QUE DE SOBRA Y FUNCIONES INALÁMBRICAS

Ya que hemos abierto la lata del ahorro energético, nuestra experiencia con la batería del dispositivo ha sido más que satisfactoria. Con un uso medio de unas 5h y media de pantalla en cada carga, la batería aguanta el día perfectamente. Además, el dispositivo ofrece carga rápida de 25W, la cual no siendo tan impresionante como en otros terminales, si que ayuda en nuestro día a día. Junto a esto, el terminal es compatible además con carga inalámbrica, lo que nos permitirá cargar el Smartphone en una base a través de sus bobinas internas en un máximo de 15W. Y como detalle adicional, el dispositivo incluye además carga inalámbrica inversa, característica que nos permitirá cargar otro terminal, colocándolo en la parte trasera de este. En este caso, la carga llega a una potencia de 4,5W.

FOTOGRAFÍA MARCA DE LA CASA

El sistema de cámaras que ofrece el Samsung Galaxy S20 FE es muy similar al del Galaxy S20 estándar. En este caso nos encontramos con un sensor principal de 12MP f/1.8, un telefoto de 8MP f/2.4 y con zoom óptico de hasta tres aumentos, y un sensor ultrawide de 12MP f/2.2 y con un ángulo de apertura de 123º. A excepción del telefoto, el cual en el S20 cuenta con una resolución de 64MP, sus cámaras son prácticamente idénticas a este modelo. Además, las funciones que se incluyen a nivel de software siguen siendo tan variadas y completas como siempre, disponiendo de un modo automático que detecta el elemento al que tomamos la fotografía, un modo Pro con diversas opciones de modificación, modo retrato, modo noche, e incluso un modo de captura única, en el que nos escogerá automáticamente las mejores imágenes en un intervalo de hasta 15 segundos. Bajo estas líneas os dejamos con un ejemplo de algunas fotos que hemos tomado, probando todos sus modos y características. El modo noche es simplemente fantástico, ofreciendo fotografías de gran calidad, incluso en los ambientes de poca iluminación. Y es que a grandes rasgos, se trata de un sistema de cámaras todoterreno, obteniendo imágenes muy decentes en prácticamente todo tipo de situaciones. Las características de realidad aumentada también se incorporan en este terminal, ofreciéndonos una “Zona AR” en la que podremos crear nuestro avatar y distintos emojis personalizados.

En cuanto a grabación de vídeo, el Samsung Galaxy S20 FE es capaz de grabar hasta en 4K y 60fps, obteniendo además estabilización de imagen de manera electrónica (EIS). La cámara lenta y superlenta también las encontramos en el S20 FE y junto a esto, también tendremos la opción de grabar con HDR10+, eso sí, necesitaremos de una plataforma o dispositivo compatible para reproducir dicho contenido.

Continuando en su apartado audiovisual, el Samsung Galaxy S20 FE ofrece audio en estéreo y Dolby Atmos, factores que lo convierten en un terminal muy completo y con los sacrificios mínimos para ajustarse al precio. Eso sí, si alguien esperaba el regreso del jack de auriculares, en este dispositivo no será el caso.

CONCLUSIÓN

El Samsung Galaxy S20 FE se sitúa dentro de un marco para aquellos que busquen el máximo rendimiento posible, pero sin incluir aquellos detalles característicos de la gama Premium. En este caso, si no echas en falta una mayor resolución en pantalla, el diseño de panel infinito característico de Samsung o las mejores tecnologías en sus cámaras, se trata de una buena opción de compra. Eso sí, creemos que a Samsung todavía le falta por pulir sus dispositivos a nivel de software, aunque va por buen camino.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil