Estos son los beneficios de tomar té de olivo y la mejor forma de prepararlo

Las infusiones tienen múltiples beneficios, facilitando la digestión y acelerando el metabolismo

En este contexto, las hojas de olivo son un buen alimento con el que hacer un té

Taza de infusión

Taza de infusión / SPORT.es

SPORT.es

SPORT.es

Las infusiones tienen múltiples beneficios, facilitando la digestión y acelerando el metabolismo. Además, estas bebidas combaten el frío y favorecen una buena hidratación. En este contexto, las hojas de olivo son un buen alimento con el que hacer un té.

El té de olivo ayuda a bajar de peso, calma las irritaciones y reduce la presión arterial.

El té de olivo cuenta con elementos bioactivos que tienen propiedades antioxidantes, como la oleína, ácido palmítico, estearina, colesterina, cicloartenol, manital y ácido benzoico. Para preparar un té de olivo es muy sencillo, tan solo necesitas hojas frescas trituradas o deshidratadas y 150 mililitros de agua.

Cuando tengas los ingredientes preparados, lo primero que tienes que hacer es poner la cantidad de agua indicada a hervir. En el momento que alcance la ebullición, apaga el fuego y añade las hojas fresas de oliva o deshidratadas. Seguidamente, tapa y déjalo reposar durante 10 o 15 minutos. Pasado ese tiempo, cuela el líquido y bebe hasta dos veces diarias.

Por otro lado, es fundamental conocer que su consumo no está recomendado para mujeres embarazadas o en período de lactancia, así como en niños y adolescentes. Tampoco se aconseja consumir té a las personas con enfermedades crónicas, hipertensión o diabetes. Siempre es importante consultar al médico antes de iniciar cualquier cambio en nuestra dieta.