¿Cuándo entrará en vigor la jornada laboral de 37'5 horas? Así están las cosas a día de hoy

La patronal pretende retrasar la aplicación de la norma

Yolanda Díaz: "En este país costó mucho tener derecho a voto y por tanto, hoy es el día de la democracia"

Sara Fernández

El pasado lunes 24 de junio el Ministerio de Trabajo dio un ultimátum de siete días a la patronal para aprobar la reducción de la jornada laboral en la que el Ministerio lleva trabajando desde febrero de 2024.

Una medida que eliminará las jornadas de 40 horas semanales como habían funcionado hasta la fecha para pasar a trabajar 37,5 horas. Tanto el ejecutivo como la patronal siguen debatiendo su entrada en vigor, con fuertes discrepancias.

Tal y como publica El Periódico de Cataluña, la CEOE ha pedido al Gobierno retrasar hasta 2030 la entrada en vigor de la reducción de jornada a 37,5 horas semanales mientras que, por su parte, el Ministerio de Trabajo le ha ofrecido flexibilizar los actuales márgenes para que las compañías puedan distribuir de manera irregular los horarios.

"El Gobierno quiere alcanzar un acuerdo que incluya también a la patronal", explicó el secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez Rey. Es por eso que se ha mostrado abierto a fleixibilizar algunos puntos de la norma.

Como explica el medio del grupo Prensa Ibérica a lo que no está dispuesto a asumir el Ministerio que lidera Yolanda Díaz es a retrasar la entrada en vigor de la norma tanto como le reclaman los empresarios.

La patronal pide no disminuir la jornada hasta que no se caduque el convenio colectivo de aplicación y hacerlo entonces vía negociación colectiva. Lo que provocaría que aquellos sectores que les falta poco para tener que renovar el convenio vieran reducida antes su jornada y aquellos que tienen un convenio recién renovado, tardarían más. Lo que dilatará la total aplicación hasta 2030, según ha cuantificado Trabajo.

La promesa electoral del Gobierno especifica que el 1 de enero del 2025 la jornada laboral en España será de 37,5 horas semanales. Para cumplir con ese hito, Trabajo debería remitir en los próximos días una norma al Congreso de los Diputados.

Si se demora, el cumplimiento del compromiso será, de facto, imposible. La fecha de entrada en vigor es una pieza dentro de la negociación y los actores implicados están dispuestos a jugarla.