Sport.es Menú

El primer clásico de la temporada está servido

Barça y Madrid pelearán este domingo (19.00 h.) por la Supercopa Endesa

Los blancos se dieron un festín en su semifinal y apabullaron al Fuenlabrada (116-61)

El Madrid desmenuzó al Fuenlabrada
El Madrid desmenuzó al Fuenlabrada | EFE

El primer clásico de la temporada 2019-20 está servido este domingo (19.00 h.) en el 'Wizink Center'. Una final de la Supercopa que, por cierto, tendrá como aperitivo el 'concurso de triples' para completar la primera fiesta cestista ACB del presente ejercicio.

FICHA TÉCNICA

SUPERCOPA

REAL MADRID

116-61

MONTAKIT FUENLABRADA

REAL MADRID

(28+24+31+33): Randolph (12), Campazzo (12), Carroll (18), Tavares (8) y Taylor (5) -cinco inicial-, Causeur (5), Rudy (9), Laprovittola (8), Reyes (9), Deck (9), Llull (8) y Mickey (13).

MONTAKIT FUENLABRADA

(11+10+22+18): Rowland (7), Anderson (8), Gillet, Eyenga (8) y Mockevicius (8) -cinco inicial-, Bobrov (11), Bellas (2), Alonso (3), Ehigitor, García (7) y Sikiras (7).

ÁRBITROS

Carlos Peruga, Fernando Calatrava y Jordi Aliaga. Eidijus Mockevicius fue eliminado por cinco personales (m.35).

INCIDENCIAS

Segunda semifinal de la Supercopa Endesa disputada en el Palacio de los Deportes (Wizink Center) de Madrid ante unos 9.500 espectadores. Luka Doncic, jugador de Dallas Mavericks, presenció el partido de sus antiguos compañeros desde primera fila.

Barça y Madrid reeditarán en el mismo escenario la final de la pasada Copa del Rey que acabaron ganando los de Pesic. Ahora, el primer título del presente ejercicio estará en juego en estos albores de temporada donde aún los colectivos tienen margen de mejora. Sin embargo, el Real Madrid quiere comenzar aa marcar tirrotorio desde el principio.

Y este sa'bado lo demostró frente a un Fuenlabrada que -como ya se intuía tras el resultado del sorteo- fue un sparring débil y vio como el Real Madrid le pasaba por encima. Tras unos primeros minutos de tanteo (13-7), el Madrid puso la directa y desarboló a su rival. Al descanso, el partido ya estaba roto y la suerte de la semifinal decidida.(52-21).

Bajo la atent mirada de Luka Doncic, sus excompañeros cconvirtieron los segundos veinte minutos en un divertimento. Laso presentó en sociedad a los nuevos fichajes. Y la afición blanca se dedicó a jalear a los suyos y de vez en cuando insultar al Barça y a Mirotic. Al final un +55 para los merengues y todos para casa.

La gran final está servida

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil