El Obradoiro obligó al Madrid a trabajar

Logró este martes su quinta victoria en cinco partidos en la Liga Endesa (84-77) al sobrevivir a los triples del Monbus Obradoiro

El Obradoiro fue superado por el poderío interior madridista, con un excelso pívot caboverdiano Walter Tavares, y la labor anotadora de los argentinos Nico Laprovittola y Gaby Deck y el estadounidense Trey Thompkins

Campazzo, en una acción del partido ante el Obradoiro
Campazzo, en una acción del partido ante el Obradoiro | EFE

El Real Madrid logró este martes su quinta victoria en cinco partidos en la Liga Endesa al sobrevivir a los triples del Monbus Obradoiro, que acertó en 13 de 26 lanzamientos de tres puntos, pero fue superado por el poderío interior madridista, con un excelso pívot caboverdiano Walter Tavares, y la labor anotadora de los argentinos Nico Laprovittola y Gaby Deck y el estadounidense Trey Thompkins.

Sport.es

FICHA TÉCNICA

LIGA ENDESA

R.MADRID

84-77

OBRADOIRO

R.MADRID, 84

(23+17+21+23): Campazzo (5), Laprovittola (19), Deck (13), Thompkins (12), Tavares (14) -quinteto inicial-, Llull (7), Taylor (6), Alocén (4), Garuba (2) y Rudy Fernández (2).

OBRADOIRO, 77

(25+19+10+23): Oliver (3), Beliauskas (15), Czerapowicz, Cohen (8), Birutis (9) -quinteto inicial-, Pozas (6), Robertson (26), García, Muñoz (4), Suárez (3) y Enoch (3).

ARBITROS:

Andrés Fernández, Francisco Araña y Fernando Calatrava. Expulsado por doble técnica el entrenador visitante Moncho Fernández (min. 23) y por cinco faltas personales los visitantes Czerapowicz (min. 38) y Pozas (min. 39).

INCIDENCIAS:

partido aplazado correspondiente a la quinta jornada de la Liga Endesa, disputado en el WiZink Center de Madrid, sin espectadores por la pandemia de coronavirus

Un monumental partido de Walter Tavares (14 puntos, 9 rebotes y 4 tapones), apoyado por Gabi Deck (13 y 3 capturas), Trey Thompkins (12 y 4), y un buen partido ofensivo de Nico Laprovittola (19) permitieron al Madrid superar a un inspiradísimo duelo visitante de Kassius Robertson con 26 puntos y 4 triples de 8 intentos del canadiense.

El Obradoiro salió a jugarle de tú a tú al Real Madrid, tirando de sus gran virtud, el tiro exterior, con 6 triples de 9 que le permitían resistir el dominio interiores de Tavares y Deck. Un duelo igualado hasta que el canadiense Kassius Robertson entró en trance con tres triples sin fallo (19-23, min. 8). El cuarto no entró y la distancia gallega se quedó en la mínima: 23-25 al final del primero.

Exhibición de Robertson

La exhibición de Robertson siguió en el segundo periodo, esta vez con canastas tras paso atrás o con defensor encima (33-38, min. 14). El Madrid no encontraba cómo pararle -llegó con 21 puntos al descanso-, pero se recuperaba con facilidad, ora por un arranque de Campazzo o con un efectivo Thompkins por dentro. No obstante los de Moncho Fernández se fueron al vestuario con ventaja (40-44).

No perdieron impulso los visitantes, con el lituano Laurynas Beliauskas tomando el relevo de su compañero canadiense con dos triples seguidos (42-50, min. 23), justo cuando unas protestas de Moncho Fernández desembocaron en una doble técnica que dejó fuera del partido al compostelano en su partido 303 con su club.

Sus pupilos acusaron el golpe, que el Madrid aprovechó para darle la vuelta al marcador con un parcial 11-1 (53-51, min. 27). Garuba y Tavares eran un muro en defensa y una fuente de rebotes (8 entre ambos solo en el tercer cuarto, 4 en ataque), de una de esas capturas llegaba un triple de Laprovittola y otro tras una última acción de pizarra de Pablo Laso ponía un 61-54 al final del tercero.

Resiste Obradoiro

Los que esperaban que fuera el tirón definitivo se olvidaron de la pólvora obradoirista. Robertson y Beliauskas le dieron la vuelta en dos minutos (61-62). Tavares y Deck volvieron a sacar petróleo bajo el aro, pero Pozas se sacó otro triple para igualar. La fórmula valió, hasta que los gallegos tuvieron que intentar por dentro: ahí surgieron Tavares y Deck para taponar todo lo taponable, y el argentino percutió en ataque para una renta mínima (75-72, min. 37).

El Madrid sabía que tenía que matar el partido por dentro, y con un gancho lejanísmo de Tavares, solo posible por la envergadura del caboverdiano, y un 2+1 de Laprovittola puso un 80-72 definitivo hata el 84-77 final, la quinta victoria madridista que le permite igualar al Iberostar Tenerife en la cima de la Liga Endesa

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil