El Madrid no falla y sella su clasificación a la final de la ACB

El WiZink fue testigo de la victoria blanca por tres ante el Valencia Basket

Garuba y Tavares se lucieron en las pinturas para secar a los 'taronja'

Garuba machacando ante la mirada del quinteto valenciano
Garuba machacando ante la mirada del quinteto valenciano | EFE

El Real Madrid de Baloncesto hizo del WiZink Center su fortín para certificar el paso a la final. El tercer partido de semis ante el Valencia Basket se cerró con un 80-77 para los blancos, que lo pasaron mal pero al final pudieron imponerse con las buenas actuaciones de Walter Tavares y Usman Garuba.

FICHA TÉCNICA

Liga ACB

RMA

80-77

VAL

Real Madrid, 80

(22+20+17+21): Alocén (3), Causeur (15), Garuba (16), Tavares (7), Taylor (10) -quinteto inicial-, Rudy Fernández (5), Alex Tyus (1), Poirier (4), Jaycee Carroll (6), Llull (13).

Valencia Basket, 77

(18+21+16+22): Van Rossom (7), Dubljevic (8), San Emeterio (0), Williams (5), Sastre (8) -quinteto inicial-, Prepelic (11), Labeyrie (3), Tobey (11), Kalinic (13), Vives (4), Hermannsson (7).

Árbitros

Antonio Conde, Carlos Peruga, Jordi Aliaga.

Incidencias

Tercer partido de la semifinal en el WiZink Center. 1.000 espectadores.

Con un partido para cada uno, el WiZink presenciaba la definición de locales y 'taronjas'. La cara mostrada en La Fonteta ilusionaba de sobra a los valencianos, pero el peso de los de Laso se hizo sentir en los primeros compases del cuarto de apertura. Los golpeados merengues salían con Alocén de inicio, todavía sin superar sus problemas en el aductor. Sentados esperaban un Llull tocado con más ganas que nadie y un Abalde recuperado de Covid-19. 

Comenzaron las acciones a cero errores por posesión, con un par de triples limpios de Causeur y Van Rossom para cada equipo. Se activaron entonces Taylor y Garuba para irse a 7 arriba sobre un Valencia errático, que se apuntó al ingreso de un preciso Prepelic para descontar hasta ponerse a dos. Un triplazo de Tobey alcanzó a poner presión al cierre del primer cuarto, pero Llull soltó la muñeca para cantar uno de tres sobre la bocina.

Bajaron a un segundo cuarto con Rudy y Poirier finos, además de un Caroll infalible desde la línea de suspiros. Aunque la producción valenciana tuvo a Kalinic y a Vives haciéndose sentir en la pintura blanca, cerrando el parcial de cuarto arriba por uno, pero yendo al descanso con 42-39 global.

En el 3C se activó la bestia Tavares con un 100% de efectividad y tres rebotes (dos ofensivos), frustrando la defensa del Valencia. Llegó el Madrid a tener la ventaja más amplia del duelo, con ocho arriba, pero acabó el cuarto apenas con cuatro de saldo tras un buen cierre de cuarto de Hermannsson (cinco puntos en 4:36).

Con un final tan igualado, los últimos diez minutos tuvieron de todo en el WiZink. Un maltrecho Llull se apuntó dos triples, pero los valencianos se vinieron arriba y llegaron a ponerse a uno por debajo. Dubljevic tuvo cuatro tiros libres acertados para darle vida a un Valencia Basket que se aferraba al clavo ardiendo. Al final, el robo de Tavares, un rebote ofensivo de Garuba y los tiros libres de Causeur inclinaron la balanza hacia los locales, que ya esperan rival en la final: Lenovo Tenerife o Barça.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil