Sport.es Menú

Los cinco grandes retos de Pesic

El FC Barcelona afronta la nueva temporada con una de las mejores plantillas de su historia

Svetislav Pesic tiene ahiora ante sí la ardua tarea de formar un bloque compacto y solvente

Pesic tendrá que gestionar un equipazo con muchos egos
Pesic tendrá que gestionar un equipazo con muchos egos | FCB

Aún faltan dos meses para que comience la temporada en un baloncesto que dominará ahora el Mundial de China y la afición azulgrana está más ilusionada que nunca con el equipazo que ha conseguido armar el FC Barcelona.

Después de conquistar las dos últimas Copas del Rey y rozar la clasificación para la pasada Final Four de la Euroligatodas las miradas están centradas ahora en el renovado Svetislav Pesic (hasta 2021), quien deberá afrontar el reto de construir un equipo solvente a partir del extraordinario ‘roster’ del que dispondrá.

1. Sacar partido al esfuerzo del club

En una de las operaciones más importantes de la historia del ‘baloncesto FIBA’, el FC Barcelona ha incorporado a un Nikola Mirotic que manejaba ofertas de 45 millones de dólares para seguir en la NBA las tres próximas temporadas.

Junto a él, han llegado otro ‘exNBA’ como Àlex Abrines y dos de los mejores jugadores de la pasada Euroliga, los estadounidenses Cory Higgins (campeón con el CSKA) y Brandon Davies, con pasaporte ugandés (Zalgiris Kaunas).

El técnico azulgrana, saliendo de la sala de prensa del Palau | VALENTÍ ENRICH

A Pesic le tocará ahora ensamblar las piezas para que el equipo dé un gran paso adelante que debería bastar para pelear hasta el final por los dos títulos más importantes, una Liga Endesa que no gana desde 2014 y una Euroliga que se resiste desde hace una década (2010).

2. Equilibrio defensa-ataque

Si por algo se caracteriza Pesic es por las extraordinarias prestaciones defensivas de sus equipos“No quiero jugadores con tres coches en el garaje, porque no van al rebote ofensivo”, comentó en su presentación hace año y medio a modo de resumen gráfico de su filosofía.

De hecho, el equipo defiende mucho mejor desde que el serbio regresó al Palau en febrero de 2018, aunque la pasada temporada mostró carencias ofensivas. Le faltaban puntos en el perímetro, algo que quedará solventado con Abrines, Higgins y Mirotic, tres tiradores excepcionales. Ahora también hay equipo para marcar las diferencias en ataque. 

3. La gestión de los minutos

Uno de los ‘debe’ de Pesic en la pasada campaña fueron las rotaciones. Sobre todo en partidos ligueros y con amplias ventajas, se echó de menos a jugadores como Jaka Blazic, Artem Pustovyi y un Rolands Smits que sí acabó yendo a más. Lo de Kevin Séraphin fue otro cantar. Ahí el galo tuvo mucha parte de culpa.

Svetislav Pesic tiene ante sí un apasionante desafío | EFE

Ahora con los cuatro fichajes y teniendo en cuenta que se disputarán cuatro partidos más de Euroligael de Novi Sad deberá rotar más a sus referentes para evitar que lleguen ‘tocados’ a la primavera. De esa gestión de los minutos dependerá en gran medida el éxito del Barça.

4. Asimilar la presión

Cuando Pesic inició su segunda etapa azulgrana, el equipo languidecía de la mano de Sito Alonso y ganar la Copa del Rey fue poco menos que un milagro. La pasada campaña el Barça mejoró y la afición quedó satisfecha con la intensidad de un equipo al que aún le faltaba un ‘plus’. Y todos eran conscientes de ello.

Sin embargo, ahora la presión serán máxima y el FC Barcelona tendrá que saber lidiar con la exigencia de acabar con el monopolio blanco en la Liga Endesa (cuatro  títulos en las últimas cinco ediciones) y alzar la tercera Euroliga. Lo bueno es que a Pesic no le afectan estos temas. Y ya lo demostró en 2003 reinando en el Sant Jordi con figuras como Dejan Bodiroga y Gregor Fucka.

5. Volver a llenar el Palau

Pese a que en la pasada temporada la asistencia fue en aumento sobre todo en los partidos de Euroliga, la ilusión que está despertando este ‘nuevo’ Barça tendría que verse reflejada con mejores entradas en el Palau.

Mirotic, junto a Bartomeu y Bladé en su presentación | JAVI FERRÁNDIZ

La llegada de Mirotic debería suponer un antes y un después para que el cuadro azulgrana vuelve a ilusionar a su hinchada. Con todos estos argumentos, el Palau tendría que “quedarse pequeño”, como dijo el presidente Josep Maria Bartomeu en la presentación del ex de Milwaukee. Y para ello, ojo, el equipo también debe dar espectáculo.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil