Peñarroya, 22 años después

HISTORIA SPORT

El técnico catalán dejó el Manresa en el verano de 1997 y el equipo ganó la Liga en 1998

"Nosotros también tenemos mucho que perder", afirmó Joan Peñarroya sobre las semifinales

Joan Peñarroya, un excelente entrenador
Joan Peñarroya, un excelente entrenador | ACBPHOTO

A las órdenes de un Luis Casimiro que aún no llegaba a los 40 (ahora en Unicaja), el entonces TDK Manresa escribió una de las páginas más hermosas en la historia de la Liga Endesa alzándose con el título en el curso 1997-98 tras dejar en la cuneta a la Penya en cuartos (3-1) y, sin ventaja de campo, al Real Madrid en ‘semis’ (1-3) y al Baskonia en la final (1-3). Y disputó la siguiente Euroliga.

Con el veterano ‘Chichi’ Creus (41 años por aquel entonces) como director de orquesta, el cuadro del Bages contaba con un bloque sin apenas fisuras en el que descollaba un trío estadounidense que formaban Derrick Alston, Bryan Sallier y Herbert Jones.

Aquel milagroso equipo que disputó la Euroliga en la siguiente temporada contaba con seis jugadores catalanes (el referido Creus, el manresano Jordi Singla, Enrique Moraga, Pere Capdevila, Lisard González y Román Montáñez) además del balear Paco Vázquez y del cordobés Jesús Lázaro.

Paco Vázquez, ante el Efes en la Euroliga 1998-99 | AUTOR FOTO

Peñarroya lo ‘rozó’ 

No estaba en ese equipo el míster del San Pablo Burgos, un Joan Peñarroya que vio pasar de cerca aquella gesta. Formado en el Sfèric, de allí pasó al Bàsquet Manresa, en el que militó entre 1987 y 1990 antes de irse al extinto Tenerife en la 1990-91.

El exalero regresó a su casa y jugó otra vez en la entidad manresana entre 1991 y 1997, pero fichó por el León ese verano y no pudo formar parte de forma directa en el mayor éxito en la historia del club, aunque antes sí ganó la Copa del Rey 1995-96. En 2001 volvió a la capital del Bages, donde colgó las zapatillas en 2003.

Todo ambición 

Como ha demostrado desde que debutó en los banquillos en el CB Olesa de la Liga EBA en 2006, Joan Peñarroya mira sin complejos a todos los rivales.

Peñarroya no renuncia a plantarse en la final de la Liga Endesa | EFE

“El equipo llega justo físicamente, pero queremos darlo todo y jugar nuestro mejor baloncesto para competir cara a cara contra el Barça. Estamos en semifinales y nosotros también tenemos mucho que perder”, explicó el entrenador catalán.

Y es que 22 años después de estar muy cerca de conquistar el título liguero como jugador, el entrenador egarense sigue demostrando en los banquillos que sus logros con el MoraBanc Andorra no fueron fruto de la casualidad.

A sus 51 años, Peñarroya ha demostrado estar ya preparado para subir un escalón y es uno de los técnicos que gustan en la planta noble del Palau, aunque Pesic tiene contrato hasta 2021 y se ha ganado con creces el seguir al menos hasta cumplirlo.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil