Trending

Festival de la Velocidad de Goodwood

Los eléctricos no paran de batir récords en Goodwood

El NIO EP9 y el Volkswagen I.D. R Pikes Peak fueron los protagonistas absolutos en cuanto a la competición.

La increíble subida del I.D. R Pikes Peak y Dumas. | GOODWOOD
@alexsoler66

El Festival de la Velocidad de Goodwood 2018 ya es historia, y ha dejado subidas a su colina para el recuerdo. Muchísimos coches han pasado por el famoso recorrido británico durante el fin de semana y, además de algún que otro accidente aparatoso, también se han batido récords con vehículos eléctricos como los protagonistas.

Había dos coches que despertaban mucha expectación, el NIO EP9, un hiperdeportivo eléctrico homologado para su uso en carretera abierta, y el Volkswagen I.D. R Pikes Peak, con el que Romain Dumas destrozó el récord absoluto de la famosa 'Carrera hacia las nubes'. Ambos vehículos miraban al récord de eléctricos como su principal marca a batir, aunque no dejaban de mirar de reojo al récord absoluto de Nick Heidfeld, de 41,6 segundos conseguido en 1999. El récord eléctrico, por su parte, estaba establecido en 47,34 segundos.

DOBLE RÉCORD DEL NIO EP9

Una estrategia de comunicación impecable había generado una impresionante expectación entorno a la actuación de Dumas con el I.D. R Pikes Peak de Volkswagen. Se hablaba mucho de que iba a romper el récord y, si no superarlo, se iba a acercar mucho al absoluto de Heidfeld. Sin embargo, el tapado era el EP9 de NIO, que salió antes que el Volkswagen para destrozar el récord de eléctricos, ponérselo más difícil a los alemanes y, de paso, coronarse como el vehículo de producción, aunque solo se fabricarán 16 unidades, más rápido de la historia del Goodwood, marcando un tiempo de 44,61 segundos. 

El NIO EP9 es un hiperdeportivo eléctrico chino que monta cuatro motores que le proporcionan una potencia de 1.342 CV. Es capaz de acelerar de 0 a 100 en solo 2,7 segundos y su velocidad máxima ronda los 315 km/h. El EP9 ya fue durante un tiempo el vehículo más rápido de Nürburgring, sin contar la proeza del Porsche 919 Hybrid Evo, con un tiempo de 6:45.90 en 2017. Sin embargo fue superado por el McLaren P1 LM, una versión mejorada del P1, tras firmar un tiempo de 6:43.22 también en 2017.

VOLKSWAGEN LLEGÓ, VIO Y VENCIÓ

La tarea de Dumas y Volkswagen se había complicado. Estaba más o menos claro que, salvo imprevistos, iban a conseguir el récord para eléctricos. Lo malo es que, poco antes, el NIO había rebajado el tiempo en casi tres segundos. Aun así, el I.D. R Pikes Peak demostró por qué se coronó como el coche más rápido de la historia en el Pikes Peak

Su increíble carga aerodinámica, conseguida gracias al trabajo de sus ingenieros en su silueta, le permite tomar las curvas a una velocidad mucho mayor a la de sus rivales. Aunque los 680 CV que desarrolla se quedan muy por debajo de los más de 1.000 del NIO EP9, el I.D. R Pikes Peak arrancó y no tuvo problemas para marcar un tiempo de 43.05 segundos, rebajando en más de un segundo el nuevo récord de la startup china y en más de 4 segundos el anterior récord para eléctricos. Se escapó, sin embargo, la marca que Heidfeld consiguió en 1999 con un McLaren MP4/13 de Fórmula 1.

Goodwood volvió a regalar al mundo del motor cuatro días de motor sin pausa, con exposiciones de vehículos tan increíbles como el Mercedes-AMG Project One o los debuts dinámicos de coches como el Aston Martin DBS Superleggera o el Ford Mustang Bullitt, entre muchos otros.