Trending

INNOVACIÓN

Los consumidores piden coches voladores con paracaídas

Una encuesta de la Universidad de Michigan demuestra que los consumidores quieren añadir paracaídas a los coches voladores.

Coche volador
Coche volador | PAL-V
@Gemmagf_

Como quien dice "no me comeré esta tortilla de patatas si lleva cebolla o esta pizza si lleva piña", hay quien advierte "conduciré un coche volador sólo si lleva paracaídas". Una exigencia de lo más normal, vaya. Aunque cierta. En el marco del Programa Sustainable Worldwide Transportation, la Universidad de Michigan ha llevado a cabo una encuesta en los Estados Unidos que ha averiguado que el 63% de los entrevistados están "muy preocupados" por la seguridad de los coches voladores, mientras que el 83% afirmó que prefería un despegue y un aterrizaje vertical. Además, el 80% tuvo claro que el paracaídas era un elemento muy importante e, incluso, vital.

Otro dato relevante que la encuesta ha puesto de manifiesto es que el concepto de coche volador les resulta familiar a casi dos tercios de los preguntados, si bien aún muchos tienen dudas al respecto. Aun así, no deja de ser curioso que una significativa mayoría de los encuestados tengan tan claro a qué nos referimos exactamente cuando hablamos de coche volador, ya que las películas de ciencia ficción, como La Guerra de las GalaxiasRegreso al Futuro o Blade Runner, no contribuyen positivamente a aclarar el tema que nos ocupa.

Asimismo, los resultados de esta encuesta llegan poco después de que la compañía holandesa dedicada a la fabricación de este tipo de vehículos, PAL-V, presentase la escala a tamaño real de su coche volador, el llamado 'Liberty'. La empresa pretende ponerlo a la venta a finales del año 2018. Este vehículo será el primero en llegar a clientes que lo adquieran por nada más y nada menos que 599.000 dólares (547.600 euros).

Texto Alternativo
Coche volador PAL-V | PAL-V

EXPECTATIVA VS. REALIDAD

Por otra parte, la misma Universidad también ha señalado que la mayor parte de la población quiere que los coches voladores formen parte de nuestro futuro más próximo, aunque las expectativas no se corresponden precisamente con la realidad. Según la encuesta, la primera razón por la que queremos ver este tipo de vehículos es el menor tiempo de viaje (75% de los encuestados). La segunda razón es la creencia de que los coches voladores provocarían menos accidentes (9,8%), seguida de una mejor economía de combustible (8,3%), y seguida ésta a su vez de la reducción de las emisiones (6,9%). 

No obstante, además de la emoción que nos produce pensar en coches voladores, también existen preocupaciones que nos devuelven a la realidad. Los encuestados dijeron que les preocupan las condiciones climáticas (61%), el funcionamiento durante la noche (48,2%) y el aprendizaje del manejo de los coches voladores (32,9%). Aunque ninguna de estas preocupaciones supera la de la seguridad, que sigue siendo la principal con un elevado 62,8%. Es por eso que los consumidores empiezan a pedir el añadido de los paracaídas estos vehículos del futuro