Trending

TALLER DE COCHES

Las diez cosas que más molestan al cliente del taller

Si los talleres de coches dejan de lado las malas prácticas, lograrán fidelizar al cliente.

Taller mecánico de coches
Taller mecánico de coches | PXHERE
@Gemmagf_

La satisfacción total del cliente no es fácil de conseguir, y mucho menos para un taller de vehículos, ya que nuestros coches son una de las cosas más preciadas que tenemos. Por ello, los talleres tienen que conseguir evitar todas aquellas prácticas que más molestan a los clientes, con la intención de fidelizarlos y de mantenerlos contentos, pues es un objetivo difícil pero alcanzable. Desde Motor Zeta, con la ayuda de Elige Calidad, os mostramos un listado de prácticas que pueden molestar a los clientes y de medidas correctivas para corregir los puntos más débiles de tu negocio.

La espera. Si algo está claro es que a nadie le gusta esperar. No obstante, si no hay más remedio que hacer esperar un poco al cliente, acércate a él y pídele paciencia, pues lo más importante es que nunca se sienta ignorado.

El trato desagradable. Es esencial atender a los clientes con simpatía y amabilidad, además de concienciar al resto del personal para que muestren un trato cercano y agradable, también.

La información poco clara. Cuando tengas que explicar a tu cliente qué le sucede a su coche, hazlo de manera clara y concisa, sin utilizar vocabulario demasiado técnico con el objetivo que te entienda sin ningún problema.

El desconocimiento. Las personas que atiendan a los clientes deben estar preparadas para poder resolver cualquier duda, de la misma manera que si de un profesor se tratara. 

El servicio poco profesional. Es importante instaurar en el taller unos procedimientos que doten de profesionalidad y prestigio el servicio que se ofrece.

El retraso en la entrega. Un gran número de personas dependen de su coche para llevar a cabo algunas de sus actividades diarias, por lo que deberás intentar siempre tener el coche a punto para la fecha indicada. En caso contrario, avisa con tiempo para que el cliente pueda buscar una alternativa.

El precio por encima del acordado. En caso de encontrar desperfectos en el coche con los que no contabas, es imprescindible que avises al cliente lo antes posible, porque si no se sentirá estafado y no volverá a tu taller.

El aspecto descuidado del local. La primera impresión cuenta. Si un cliente entra a tu taller y lo ve sucio y desordenado, lo más seguro es que no vuelva. En cambio, si lo mantienes ordenado, limpio y recogido, el cliente se sentirá a gusto en él.

El ambiente desagradable. Las percepciones sensoriales también son un punto importante a tener en cuenta. Los malos olores, el frío o el calor, la falta de ventilación e, incluso, el exceso de ruidos o la iluminación insuficiente pueden ser motivos suficientes para que el cliente no vuelva.

No encontrar información sobre el negocio. Es muy importante que te hagas visible a tus clientes, utilizando las herramientas online para ofrecer toda la información sobre tu local. La presencia en Internet es esencial hoy en día, así que hazte bien visible.