Trending

TECNOLOGÍA PIONERA

El Hyperloop ideado por Elon Munsk será 'Made in Spain'

Hyperloop Transportation Technologies ha firmado un contrato con la empresa Carbures como proveedor de las cápsulas del transporte.

Cápsula del Hyperloop
Cápsula del Hyperloop | MIGUEL LORENZO
@Gemmagf_

De la misma manera que Santa Teresa de Jesús fue famosa por sus levitaciones, el Hyperloop podría ser el transporte del futuro que levitará al circular por un tubo al vacío gracias a los campos magnéticos. Así, el Hyperloop, más propio de las películas de ciencia-ficción, está cada vez más cerca de convertirse en una realidad.

Esta misma semana, el grupo industrial español Carbures ha comenzado a construir la primera cápsula de transporte de pasajeros de este tren de aspecto futurista, tras firmar un contrato con Hyperloop como experto en la fabricación de piezas y estructuras de fibra de carbono y otros materiales avanzados de construcción aeronáutica y aeroespacial. Esta primera cápsula supone la recta final de la fase teórica del proyecto y un importante paso hacia uno de sus principales intenciones: que su primera entrega se haga realidad a principios del año 2018.

Rafael Contreras, fundador y presidente ejecutivo de Carbures, expresó que: "Un proyecto de este tipo forma parte del ADN de Carbures, una compañía que siempre trabaja en la fabricación de nuevos materiales y que contribuye a la producción de vehículos más eficientes". "Estamos muy motivados y agradecidos a Hyperloop por trabajar junto con ellos en este innovador e importante proyecto", añadió Contreras.

Esta entrega inicial se hará en el centro de investigación y desarrollo que Hyperloop Transportation Technologies tiene en Toulouse, la capital aeronáutica de Europa. Allí, comenzarán las primeras pruebas del transporte y la integración del sistema de propulsión. El objetivo es que las cápsulas empiecen a funcionar tan pronto como sea posible, una vez se haya comprobado su seguridad y se haya avanzado en la construcción del tubo por el que deberán circular.

De hecho, Dirk Ahlborn, consejero delegado de Hyperloop, explicó esto mismo en una entrevista a Expansión. "Esperamos que, en tres años, seamos capaces de embarcar al primer pasajero de Hyperloop en Europa", sentenció Ahlborn.

ASÍ FUNCIONA

El funcionamiento del Hyperloop se explica gracias a un sistema de tubos al vacío. En este proceso no se consume energía, salvo aquella que se emplea para arrancar y para frenar ya que, una vez la cápsula está en funcionamiento, es capaz de circular por sí misma. Además, incluye un sistema que aprovecha el poco aire que resta dentro del tubo para ayudar a impulsarse.

Las estimaciones hechas por los ingenieros apuntan a que las medidas del cilindro serán de 30 metros de longitud y 2,7 metros de diámetro, con un peso de 20 toneladas. Tendrá una capacidad de entre 28 y 40 pasajeros, pudiendo transportar a más de 164.000 personas al día y podrá alcanzar una velocidad de hasta 1.223 km/h. con poco gasto energético y con una infraestructura tampoco demasiado cara.

Hyperloop aún no tiene muy claro su destino inicial, en el caso que finalmente se hiciera realidad. Aunque sí que hay varios negocios abiertos, como un acuerdo con la agencia de transporte de Dubái para el estudio de una red de transporte para las cápsulas en los Emiratos Árabes.

Por otro lado, aquello que sí es bastante seguro es que el cilindro empezaría a transportar mercancías antes que personas, al menos inicialmente. Esto supondría una prueba más de seguridad antes de comenzar a circular con pasajeros. Por su parte, otros países como Finlandia, Holanda y la India también se estarían planteando poner sobre la mesa diferentes propuestas.