Trending

MOVILIDAD AÉREA

La empresa Volocopter crea taxis voladores

La isla de Sylt en el norte de Alemania se convertirá en un campo de pruebas de estos vehículos.

volocopter
Volocopter en el pasado salón de Fráncfort. | motor

Redacción

Los problemas en movilidad están provocando que la tecnología avance para poder solucionarlos. Reducir la contaminación o la introducción de vehículos autónomos están siendo las ideas más importantes que están imperando en el futuro de la movilidad. Pero, ahora también llega otra idea futurista, los taxis voladores. 

La empresa alemana Volocopter ya ha realizado sus primeros vuelos de prueba con el Flugtaxi 2X. El dron tiene 18 alas giratorias que tienen suficiente potencia para transportar a dos personas que pesen un total de 160 kilogramos. El alcance actual es de unos 27 kilómetros cuando se vuela a una velocidad media de 70 km/h. Las baterías recargables son modulares y pueden ser reemplazadas, lo que acorta la vida útil. De momento no es posible realizar largos trayectos, pero sí que se pueden realizar pequeños viajes. 

La falta de autonomía no hace posible que los taxis aéreos sean una realidad cercana, pero se está avanzando en su desarrollo. La pequeña isla de Sylt situada en el norte de Alemania se convertirá en un lugar de pruebas para mejorar esta tecnología. Se creará un parque empresarial con una pista de aterrizaje donde las empresas puedan instalarse y empezar el desarrollo en cuanto al transporte aéreo. 

Volocopter no es la primera empresa en dar pasos hacia los taxis voladores. Porsche está trabajando en un concepto para permitir vuelos regulares para el año 2025. La nueva empresa alemana Lilium logró atraer 90 millones de dólares estadounidenses en inversiones para su taxi aéreo. 

Recientemente en el Automobile Barcelona se ha mostrado el PAL-V Liberty, un coche volador. Se trata de un híbrido Se trata del primer modelo que se lanza para su comercialización en serie y los responsables de la compañía presentan la Pioneer Edition, cuyos primeros 90 modelos costarán 563.000 euros. No obstante, conducir/pilotar un vehículo de estas características no será algo que todo el mundo pueda hacer. Precisa de una licencia que se consigue tras un curso específico de unas 40 horas de duración.