Consejos

SEGURIDAD VIAL

Más de la mitad de los conductores no usa el intermitente en autopista

El intermitente es un sistema de seguridad tan sencillo como importante. Sin embargo, no todos lo usan correctamente.

El intermitente, un sistema de seguridad tan simple como importante.
El intermitente, un sistema de seguridad tan simple como importante. | MOTOR

Motor Zeta

El uso correcto de los intermitentes es tan importante como, a veces, escaso. Esas pequeñas luces situadas a cada lado del automóvil pueden salvar más de un accidente. Sin embargo, no todos le dan la importancia que merece. De hecho, según el Observatorio 2018 sobre el comportamiento de los conductores en la red de Autopistas, el 53,1% de los conductores no señalan el momento en el que iniciarán una maniobra de adelantamiento y el 67,1% de los conductores tampoco hace lo propio cuando se dispone a incorporarse a una autopista desde su carril de origen. La cifra es preocupante, porque supone un 13,5% y un 17,4% más, respectivamente, que en 2017.

¿Qué funciones cumplen los intermitentes? Su trabajo es indicar a todos los demás conductores la vía a la que un conductor se va a dirigir, cuándo se efectuará un cambio de carril, cuándo se saldrá de una glorieta e incluso avisar de un atasco haciendo parpadear ambos lados del coche. En la Unión Europea es obligatorio equiparlos para todos los coches nuevos y ya no hay ninguno, excepto versiones especiales diseñadas solo para circuito y competir, que no los equipe. 

Pese a que su uso requiere un esfuerzo tan pequeño como accionar una palanca detrás del volante, o apretar un botón en algunos coches, su uso hace honor a su nombre, ya que algunos conductores lo usan de forma intermitente. Ya sea por descuido, por considerar que no hace falta o por, simplemente, no acordarse que está ahí, muchos conductores no lo utilizan en situaciones que es clave. 

¿Para qué sirve esta palanca? | MOTOR

Rotondas

Las rotondas son un elemento que está de moda y su número crece cada año. En una rotonda, un uso correcto del intermitente significa señalizar cuándo se va a salir unos instantes antes para que, tanto los vehículos que circulan por detrás del conductor, como los que quieren incorporarse a la glorieta, sepan que va hacer el coche y así decidir su próxima maniobra. Además, su uso es obligatorio también para cualquier cambio de carril mientras se circula dentro de la rotonda y así mantener alerta a los conductores que rodean el coche. En caso de circular por el carril exterior, hay que señalizar que se seguirá girando si no se va a tomar la próxima salida.

¿Qué pasa si no se usa? Su mal uso en una rotonda puede resultar en accidente por alcance y, en grandes ciudades en horas complicadas, un mal uso reiterado por parte de muchos coches puede causar un atasco. Si los que circulan dentro de la glorieta no indican cuando van a salir, los coches que quieren incorporarse tendrán que esperar a que el coche haya salido. Por otro lado, si no se indica si se cambiará de carril, otro conductor puede creer que tiene vía libre para adelantar por dentro y, en caso de despiste, que la acción termine en accidente.

Ciudades

En las ciudades el uso correcto de los intermitentes es vital, y más si se trata de una gran ciudad como Barcelona o Madrid. En los atascos y calles con tráfico denso de varios carriles hay que señalizar todos y cada uno de los cambios de carril que se quieren dar y también indicar cuándo se abandonará la vía. En el caso de los coches aparcados, siempre habrá que indicar cuándo arrancan para que el conductor que se acerca sepa que hay la intención de abandonar el aparcamiento. 

En situaciones con tráfico denso hay que usar el intermitente para señalizar cada acción. | EL PERIÓDICO

¿Qué pasa si no se usa? Es el caos, sobre todo en atascos. En las ciudades, además de haber un gran volumen de vehículos, casi nunca se respeta la distancia de seguridad. Es por eso que siempre hay que informar al resto de conductores sobre las próximas maniobras que se van a hacer con la suficiente antelación como para que lo tengan en cuenta. Un mal uso puede provocar accidentes por alcance en cualquier maniobra que se haga, desde un cambio de carril, hasta la incorporación a la vía desde un aparcamiento.

Autovías

En las autovías, se deben señalizar todos los cambios de carrilavisar de la intención de adelantar e indicar cuándo se procederá a tomar un desvío para salir de la carretera. Uno de los grandes problemas en el momento del adelantamiento es su uso incorrecto. Según el Código de Circulación, se debe indicar el inicio de la maniobra, quitar el intermitente mientras se rebasa al coche al que se quiere adelantar y, acto seguido, indicar la vuelta al carril original. Sin embargo, algunos conductores ponen el intermitente izquierdo y lo dejan durante toda la maniobra.

¿Qué pasa si no se usa? Pese a que suelen ser carreteras con un tráfico más fluido y un cambio de carril sin señalizar puede no tener más consecuencias, no usarlo puede comportar un accidente, ya que al no avisar a los demás conductores un coche que se aproxime más rápido por el carril izquiero puede alcanzar a otro que se desplace a ese carril sin avisar. Del mismo modo, si no se señaliza un adelantamiento, en el mismo momento el vehículo de delante puede optar por adelantar a otro y cambiar de carril al mismo momento ocasionando un accidente.