Consejos

RECOMENDACIONES

Consejos para mantener los cristales del coche en buen estado

Mantener una buena visión al conducir es esencial. Por ello, es esencial cuidar los cristales de nuestro coche.

Cristales en perfecto estado
Cristales en perfecto estado | CARGLASS
@Gemmagf_

Las causas por las que los cristales de nuestro coche sufren en verano son incontables... Ahora, que nos encontramos en plena temporada de vacaciones veraniegas, debemos tener más cuidado que nunca del buen estado de los cristales, ya que cualquier imperfección en ellos puede resultar en un incidente o, incluso, un accidente. Además, durante los meses de más calor, aumentan los desplazamientos por carretera, por lo que se convierte en esencial extremar la precaución al volante y cuidar al máximo el mantenimiento de todas y cada una de las partes de nuestro vehículo. Y, entre ellas, se incluyen los cristales.

Desde Carglass nos ayudan a cuidar de ellos, dándonos algunos consejos tan fáciles como prácticos. He ahí los cinco consejos más importantes que debes seguir:

Acudir a un taller siempre que se necesite. En verano se rompen muchos parabrisas, debido a las temperaturas extremas y a las diferencias térmicas, que generan grandes tensiones en los cristales. Por estos motivos, es fácil que los cristales de nuestro vehículo sufra tensiones que la acaben provocando alguna que otra imperfección. En estos casos, debemos llevar el coche al taller lo antes posible para poder reparar el parabrisas. Ya que, por otro lado, se recomienda repararlo antes que cambiarlo, pues un cristal reparado recupera el 100% de sus condiciones y de su rigidez original, tal y como han demostrado numerosos estudios realizados por universidades e institutos independientes.

CARGLASS

Limpiar los restos de insectos. Los meses de calor, además de calor -valga la redundancia-, traen consigo insectos y bichos. La mayoría de las veces, resulta inevitable que muchos de ellos acaben estampándose contra el parabrisas. Aun así, lo que debemos hacer es esforzarnos al máximo en limpiar los restos, aunque sean difíciles de sacar. De esta manera, nos aseguramos que estos restos no comprometerán nuestra visibilidad a la hora de conducir. Tampoco podrán dañar las escobillas.

Tener cuidado con el líquido limpiaparabrisas. Aunque nuestra intención sea buena, puede pasar que al usar el limpiaparabrisas con líquido cuando llevamos el sol de cara, no veamos casi nada durante unos segundos por el efecto de los rayos sobre el líquido y la suciedad. Además, este efecto se acentúa con el desgaste de los limpias... Así que deberás tener mucho cuidado cuando lo uses.

Limpiar el coche con aire y agua a presión. Otro gran enemigo de nuestro coche en época estival es el polvo y la arena que, depende de donde aparquemos el vehículo, acabarán por cubrirlo. En esta situación, no hay que activar los limpiaparabrisas, ya que pueden dañarse y rayar los cristales. La mejor respuesta sería limpiar el coche con aire y agua a presión. Sin embargo, sabemos que es difícil contar con esta opción en cualquier parking de playa, por lo que te recomendamos llevar siempre una garrafa llena de agua en tu coche, con la que puedas retirar la mayor parte de la arena que cubra tus cristales.

Utilizar producto Carglass. Carglass España ofrece un producto que mejora la visibilidad en nuestro vehículo. En verano, puede ser útil porque consigue que los insectos y la suciedad se adhieran menos a los cristales, facilitando así su limpieza.