Consejos

5 CONSEJOS

Los cinco consejos para cuidar de tu coche en verano

El vehículo debe estar preparado para circular durante todo el año, aunque necesitará más cuidados durante los meses de calor.

Es esencial mantener tu coche en buen estado durante los meses estivales
Es esencial mantener tu coche en buen estado durante los meses estivales | AGENCIAS
@Gemmagf_

Durante los meses de calor, nuestro coche está más expuesto a sufrir averías. Es por eso que debemos tener especial cuidado con él en verano. El calor afecta negativamente al rendimiento del motor y éste pierde potencia, los neumáticos y los frenos también pueden sufrir afectaciones debido a las altas temperaturas. Sin embargo, el interior de nuestro vehículo no será el único que aprenda a la fuerza la parte negativa del verano, sino que su exterior también, ya que las extremas condiciones climatológicas a las que nos enfrentamos ya en el mes de junio tendrán consecuencias sobre la carrocería del automóvil durante la época estival.

Aun así, existen algunos consejos que te ayudarán a apaciguar las afectaciones que sufrirá tu querido coche en verano. Lo más importante, sin duda, es saber de qué manera actuar frente a cada una de las situaciones posibles.

Mantener el aire acondicionado en buen estado. El circuito de aire acondicionado de tu vehículo es una de las partes más expuestas a sufrir una avería durante este verano, ya que normalmente se utiliza de verano en verano y el hecho de dejarlo de usar durante los largos meses invernales influye negativamente en su estado cuando lo queremos volver a usar al llegar el calor. Un repaso general al sistema o una carga de gas refrigerante deberían ser medidas suficientes para estar seguros de que el aire acondicionado de nuestro vehículo funcionará a la perfección durante toda la época estival.

Mantener el coche limpio. Es esencial lavar el coche frecuentemente. Además, existe la posibilidad de utilizar cera con absorbente para rayos ultravioleta, que protegerá la pintura de tu coche de los daños causados por el sol. Otras partes interiores de cuero o de vinilo también requerirán un mantenimiento especial para no envejecerse a causa de los rayos solares. Por otro lado, el calor también estropea las gomas de los limpiaparabrisas, efecto que se puede suavizar gracias a una limpieza adecuada y regular.

Proteger la carrocería del sol. Si tu coche pudiera hablar, seguro que te agradecería que, en aquellos días de más calor, lo aparcaras en interiores o a la sombra. Aunque no siempre se pueda, se debe intentar en la medida de lo posible, ya que la pintura de la carrocería se daña al permanecer durante horas bajo los rayos del sol. En caso de que no sea posible, siempre existe la posibilidad de cubrirlo con una lona para que sufra menos. Y recuerda que esto también te beneficiará a ti, ya que cuando vuelvas a subirte y el coche esté fresco, lo agradecerás.

Revisar los neumáticos. Las altas temperaturas afectan el buen estado de los neumáticos, ya que si la presión está baja puede acortarla hasta un 15% más. Así que es esencial que siempre se revisen las presiones y muy recomendable que se haga cada quince días durante la temporada estival. Antes de realizar un trayecto de larga distancia, también se deberá hacer.

Vigilar el estado del motor. La refrigeración del motor es uno de los aspectos más importantes que se deben revisar en verano. Hay que asegurarse que el circuito de refrigeración no tiene fugas ni que el motor trague agua, además de comprobar que el circuito esté totalmente limpio de incrustaciones y de residuos varios. Todas estas medidas ayudarán a prevenir un calentón inesperado.