Trending

DÍA MUNDIAL DEL AHORRO

Consejos para ahorrar dinero en el mantenimiento del coche

Recopilamos algunos consejos para evitar que aparezcan averías graves que dejen nuestros bolsillos temblando.

Mantenimiento del vehículo
Mantenimiento del vehículo | PXHERE
@Gemmagf_

Aprovechando que el próximo día 31 de octubre se celebra el Día Mundial del Ahorro, no está de más analizar nuestro día a día para darnos cuenta qué podemos mejorar con el objetivo de no gastar de más. Llevándolo a nuestro terreno, desde Motor Zeta, y con la ayuda de la plataforma Autingo, te proponemos una serie de consejos que te ayudarán a ahorrar dinero en las visitas al taller y a tener el coche siempre apunto.

Una de las principales recomendaciones es la de realizar revisiones preventivas al menos de manera anual. Los talleres se encargan de comprobar los niveles de aceite y del anticongelante, el líquido y pastillas de frenos, los filtros y otros puntos del vehículo, haciendo las sustituciones necesarias. Además, sirven para detectar cualquier anomalía en el coche, por lo que se ahorra bastante dinero a largo plazo, ya que se evitan las averías graves que se producen cuando no se presta la atención necesaria al cuidado del coche.

No saltarse las intervenciones recomendadas por los fabricantes también resulta otra buena manera de ahorrar, pues determinados elementos como la correa de distribución, los amortiguadores o el embrague requieren ser cambiados cada cierto tiempo. No hacerlo cuando corresponde, puede ocasionar daños considerables, tanto para el vehículo como para tu bolsillo.

El perfecto estado de los neumáticos y la correcta presión de éstos puede evitar muchos problemas mecánicos y la fuga de dinero de los bolsillos. Por ejemplo, una presión elevada puede afectar a los sistemas de suspensión y amortiguadores, y unas gomas muy desgastadas pueden dañar las juntas, la dirección o los rodamientos.

Por otro lado, también hay ciertas actuaciones de mantenimiento que podemos hacer nosotros mismos para ahorrarnos unos euros. Así, con nuestras propias manos, podemos cambiar los limpiaparabrisas, un faro que se haya fundido, limpiar el motor para evitar la acumulación de polvo y su sobrecalentamiento, entre otras. Además, si se opta por hacer uno mismo alguna de estas intervenciones básicas conviene tener en cuenta los materiales y las piezas que se van a usar. Así, es importante tener en cuenta que existen marcas blancas y firmas menos conocidas que son más baratas que los recambios oficiales y que, contrariamente a lo que algunos piensan, funcionan a la perfección.