Trending

PARABRISAS

¿Cómo se rompe un parabrisas?

Un cristal con un impacto siempre se acaba rompiendo, es solo cuestión de tiempo.

La importancia de un parabrisas en buen estado
La importancia de un parabrisas en buen estado | null
@Gemmagf_

A. A. Griffith ya lo dijo en 1921. Tal y como recoge Carglass, la teoría de Griffith explicaba el mecanismo de fractura del vidrio y por qué la resistencia real de este material es mucho más baja que su resistencia teórica. Además, sus investigaciones pudieron enseñar que el estrés necesario para que un impacto se agrande es inversamente proporcional al tamaño del impacto. Es decir, cuánto más grande sea el daño, menos fuerza será necesaria para aumentar su tamaño. Tras sus investigaciones, S. Wiederhorn, ya en 1967, publicó un nuevo estudio que pudo demostrar que el crecimiento de un impacto en un vidrio también depende de la humedad del ambiente.

En definitiva, todas estas investigaciones realizadas durante el siglo XX llegaron a las mismas conclusiones: un cristal con un impacto siempre se acaba rompiendo, aunque dependerá de diversos factores que lo haga antes o después. Aun así, y por otro lado, está demostrado que un cristal reparado recupera su resistencia original, por lo que es esencial repararlo cuando suframos cualquier impacto antes de que alcance un tamaño que lo convierta en irreversible.

Para el buen estado del parabrisas es importante tener en cuenta las distintas fuentes de estrés que recibe. Por ejemplo, una de ellas es la propia fabricación y el diseño del parabrisas, siendo clave el proceso de fabricación de éste, ya que implica el corte del vidrio y el doblado de las dos partes. Por otro lado, la unión de los parabrisas al vehículo con adhesivos de poliuretano, cuyo endurecimiento puede ir acompañado de un cierto grado de contracción volumétrica que puede ejercer una tensión residual adicional. Además, también se debe tener en cuenta que el parabrisas está diseñado para actuar como un componente estructural que aporta rigidez a la carrocería de un vehículo. Así, al formar parte de la estructura, el parabrisas recibe presiones cuando el dicho coche acelera, decelera o realiza cualquier curva.

Por todos estos motivos, es necesario entender la necesidad de un buen cuidado del parabrisas, ya que una correcta visibilidad puede salvar vidas.