Trending

THE GRAND TOUR

Jeremy Clarkson prueba un Tesla Model X con seis abogados

El presentador no quiso arriesgarse a sufrir otra demanda tras probar el SUV de la firma californiana.

clarkson
Clarkson y su legión de abogados en el Model X. | AMAZON
@alexsoler66

'The Grand Tour', el programa de Amazon exclusivo para su plataforma Prime Video, se encuentra en el punto culminante de la segunda temporada tras haberse estrenado ya 10 capítulos y a falta de tres para terminarla. Desde el 9 de diciembre, los suscriptores de la paltaforma llevan disfrutando las pruebas y locuras que Clarkson, Hammond y May protagonizan en su programa.

Con grandes aciertos de cara a esta temporada, como la sustitución de la sección 'Celebrity Brain Crash' por 'Celebrity Face Off', que enfrenta a dos famosos al volante de un Jaguar F-Type, o el cambio del conductor de pruebas, los tres presentadores han seguido la fórmula que les ha hecho famosos mezclando la rigurosidad de sus valoraciones con su particular humor y sus pruebas, emocionantes a la par que estrambóticas.

TESLA MODEL X

Una de las grandes pruebas que deja la segunda temporada de 'The Grand Tour' es, sin duda, el SUV eléctrico Tesla Model X. Desde 2008, Clarkson se había negado a probar un Tesla, fuera cual fuera, porque tras probar la primera generación del Roadsterel mismo modelo que Musk lanzó al espacio, en el capítulo siete de la temporada 12 de Top Gear, fue demandado por la compañía californiana.

Texto Alternativo
El Tesla avanza solo con el móvil. | AMAZON

La prueba empezó con Clarkson destrozando a un Lotus Elise, coche en el que se basó el primer Roadster, en una carrera en línea recta, demostrando el increíble poder del par instantáneo del que disfrutan los eléctricos. El principal problema, sin embargo, fue que Clarkson dejó al coche seco sin batería tras solo 88 kilómetros de prueba y apuntó que Tesla aseguraba que podía oscilar entre los 320 y los 400 km. "Aunque Tesla dice que hará 320 km, hemos visto en nuestra pista que se agota después de 88, y no es un trabajo rápido cargarlo de nuevo", dijo Clarkson al finalizar la prueba mientras su equipo empujaba el coche a un hangar para cargarlo.

En marzo de 2011, Tesla decidió demandar a la BBC argumentando que Jeremy Clarkson y Top Gear difamaron a la compañía al afirmar que el Roadster solo tenía una autonomía de 88 kilómetros en la pista de pruebas del programa. Elon Musk, el famoso presidente de la empresa californiana, declaró que Top Gear fue ''completamente falso'' y que su compañía los demandaba por difamación y por falsedades. El juez desestimó la demanda en octubre de 2011 alegando la prueba fue en pista y que ningún espectador pensaría que en la calle consume tanto como en un circuito. 

Texto Alternativo
Esperando al R8. | AMAZON

Este resultado no gustó a Tesla, que volvió a los juzgados con otra demanda. El mismo juez, ya en febrero de 2012, volvió a desestimar la demanda por las mismas razones y explico que "cualquier conductor sabe que las cifras de autonomía que dan los fabricantes siempre están acompañadas de una declaración en cuanto a las condiciones de conducción bajo las cuales se puede esperar esa autonomía", por lo que si la prueba fue en pista y con un estilo de conducción agresivo, Tesla no podía pretender demandar a Clarkson si su coche se quedó sin batería a los 88 kilómetros.

PRUEBA CON ABOGADOS

Antes de empezar la prueba del Model XClarkson se dirige a los espectadores para contar que fue demandado dos veces por Tesla tras la prueba del Roadster y que, por eso, no ha probado ninguno en 10 años. Sin embargo, la marca se ha hecho tan importante que ya no pudo evitarlo más y tuvo que probar su famoso SUV. 

La prueba empieza con Clarkson mostrando su enorme pantalla y sus funciones, además de algunos sistemas interesantes como el Autopilot y la salida de aparcamiento mediante teléfono móvil. Después, en una carrera recta, el Model X demuestra tener una aceleración mucho más potente que la de un Audi R8 V10. Tras la carrera con el Audi, le llega el turno a los puntos flacos del coche, algo que Clarkson describe como una actividad ''legalmente peligrosa''. Para asegurarse de evitar otra demanda decide ocupar los seis asientos restantes del coche con los seis abogados del equipo legal del programa. Durante la marcha, los abogados verifican las afirmaciones del presentador sobre su autonomía, la preocupación de que se incendien las baterías o sobre las medidas del coche.

Al final, encierra a sus abogados en el coche y sentencia diciendo que es demasiado caro. Seguramente, Tesla no demandará al programa esta vez y, con toda probabilidad, la escena estaba más que preparada pero no deja de ser una crítica divertida hacia Tesla por su demanda de 2011.

TEMAS: Tesla Tesla