Trending

MULTAS

Cinco despistes al volante que te costarán una multa

Te informamos de cinco conductas que seguro que no sabías que comportan una multa de tráfico.

Escobillas gastadas.
Escobillas gastadas. | PXHERE
@Gemmagf_

Existe un gran número de conductas al volante que comportan una sanción económica de las cuales la mayoría de los conductores no tenemos constancia. Sin embargo, como aquello de "no sabía que esto no se podía hacer" no sirve de nada, más vale que te informemos bien de aquellos descuidos que pueden suponerte una buena multa. A continuación, encontrarás toda la información que necesitas para que no te pillen desprevenido.

Hielo en el parabrisas - 200 euros. Dejar hielo en el parabrisas delantero puede costarte una multa de nada más y nada menos que 200 euros, aunque lo peor es que este hielo puede disminuir la visibilidad al volante, lo que puede convertirse en una conducta muy peligrosa.

Conducir con abrigo - 200 euros. Como en el caso anterior, sucede que esta conducta puede llegar a suponernos una buena sacudida de bolsillo, pero lo más importante es que entendamos que la eficacia del cinturón de seguridad se puede ver reducida en caso de accidente si llevamos el abrigo puesto, debido a que se produce el efecto submarino y nuestros cuerpo podría deslizarse por el asiento agravando las consecuencias.

Conducir con calzado poco adecuado - 200 euros. Conducir con tacones puede llegar a limitar nuestra capacidad de reacción a la hora de pisar los pedales. De la misma manera, conducir con calzado tipo chancletas también puede suponer un peligro, ya que es fácil que se te resbale del pie. Esta conducta, más peligrosa de lo que parece a simple vista, puede suponerte 200 euros menos.

Circular con las escobillas gastadas - 80 euros. La buena visibilidad es algo fundamental a la hora de conducir. Por ello, no podemos llevar las escobillas gastadas, pues de ellas depende, en buena parte, tu seguridad y la de los demás usuarios de la carretera.

Salpicar a un peatón en días de lluvia - 600 euros. Quizá pueda parecernos menos grave de lo que es, pero pensad por un momento en alguna vez que os hayan salpicado a vosotros. Ninguna gracia, ¿verdad? De hecho, esta conducta al volante no es ni segura ni respetuosa, así que mejor evitarla si no quieres perder 600 euros.