Pruebas

SUZUKI ADDRESS 110

El rey de los atascos

Muy maniobrable, ágil y fácil de llevar, así es la propuesta más urbanita de la firma japonesa

suzuki-address-110
La rueda de 14 pulgadas le otorga una notoria estabilidad | ANNA AFFELTRANGER
@sergimejias

Suzuki tiene en el Address 110 un auténtico rey de la ciudad. Por tamaño, peso y configuración, este escúter cuenta con la facilidad de conducción como una de sus grandes bazas además de otros buenos argumentos como su reducido consumo y la capacidad de carga pues bajo el asiento encontraremos espacio para guardar un casco integral.

El Address es un escúter de tamaño compacto cuyo peso no llega a los 100 kilos y la altura del asiento se sitúa en 755 milímetros, cifras que lo ponen al alcance de la mayoría de usuarios y lo hacen muy fácil de maniobrar en parado.

No destaca por su instrumentación donde encontramos a faltar un reloj horario. En cambio, la capacidad de carga se ve refrendada por un suelo plano y gancho para llevar bolsas, el hueco bajo el asiento donde cabe un casco integral (aunque no todos) y dos guanteras abiertas para llevar objetos a mano. La apertura del asiento se realiza desde el contacto donde cuenta con un cierre de seguridad.

El motor en un voluntarioso 113cc de 9,8 CV con un consumo de poco más de dos litros cada 100 kilómetros que junto a un depósito de 5,2 litros de capacidad le permite ofrecer una autonomía de 250 kilómetros. El propulsor ofrece una buena salida y unas recuperaciones ideales para circular por la ciudad con garantías. Además, dispone de pedal de arranque por si alguna vez fallase la batería.

FRENADA COMBINADA

La presencia de unas ruedas de 14 pulgadas es un extra en estabilidad y seguridad. En este sentido dispone de frenada combinada de manera que el disco delantero es suficiente apoyado por el tambor trasero. Las suspensiones apuestan claramente por el confort con una tarado algo blando para absorber todas las irregularidades del firme.

A su grupa se siente un modelo compacto pero con suficiente espacio para las piernas. En parado se maniobra con facilidad gracias también a su generoso radio de giro. El pasajero viajará cómodamente pues cuenta con sitio en el asiento. Y a la hora de aparcar dispone de caballete lateral y central. El precio resulta atractivo pues se sitúa en 2.249 euros y se puede elegir entre color azul, blanco y negro. Y Suzuki cuenta con un plan de financiación por 59 euros al mes sin intereses.