Pruebas

FANTIC

El regreso de un icono vestido de flat track

La firma italiana recupera un modelo mítico como la Caballero con una propuesta muy resultona

Fantic Caballero Flat Track 125
Fantic Caballero Flat Track 125 | Motor Zeta

Las motos 'alternativas, propuesta de corte 'cafe racer', 'vintage', 'scrambler' y 'flat track' están de moda. Y más todavía en la categoría del 125. Así se entiende que Fantic haya recuperado una moto mítica de hace décadas como la Caballero, disponible en versión Scrambler y Flat Track.

MOTOR ZETA ha tenido la oportunidad de probar la versión Flat Track de 125, familia que se enriquecerá con la llegada de los modelos de 250 y 500cc. Recuperar un modelo icónico y que esté a la altura de las expectativas nunca es fácil, pero Fantic ha dado en el clavo. Veamos porque.

De salida, la Caballero Flat Track entra por la vista, se trata de una moto estéticamente muy conseguida con una imagen que hace honor a esta disciplina del motociclismo originaria de EE.UU. que se disputa en circuitos ovales de tierra o ceniza. No le falta detalle desde el tubo de escape Arrow hasta una horquilla invertida con barras de 41 milímetros. Aunque será la anchura del neumático delantero (110/80 con llanta 19) la que marque parte del dinamismo.

Sentados a su grupa no es una moto excesivamente alta pero algo ancha de asiento. Tanto el cuadro de instrumentos, totalmente digital, como los mandos son minimalistas como el resto del diseño de la moto. Será dar al botón de arranque y el motor Minarelli de 25cc y 15 CV cobrará vida emitiendo un sonido evocador. Y es que el escape firmado por Arrow es el encargado que el propulsor 'respire' y ofrezca un comportamiento dinámico superior a lo esperado.

motor divertido

En marcha, la Caballero Flat Track es una 125cc tan divertida como fácil de llevar. El amplio manillar transmite una gran sensación de control mientras que el motor ofrece una respuesta a medio régimen mejor que la de la mayoría de sus rivales y una estirada final con un 'punch' deportivo. El amplio neumático delantero se deja notar con un agarre muy superior, por no decir excesivo, y la sensación que la rueda va enganchada al suelo.

De parte ciclo va sobrada con una frenada avalada por un freno de disco delantero de 320 milímetros y otro trasero de 2e0 milímetros con ABS desconectable para detener una moto que pesa 130 kilos y la capacidad de su depósito de gasolina es de 12 litros.

Con todo, la Fantic Caballero Flat Track apunta alto para aquellos que buscan una 125 con un fuerte componente estético y un dinamismo impecable. Eso sí, cuesta 5.199 euros.