Novedades

QUADRO QOODER

Con cuatro ruedas basta

El Quadro Qooder llega para animar una categoría creada por su antecesor, el Quadro4, con la seguridad y exclusividad que le dan sus cuatro ruedas por bandera

quadro qooder
El Quadro Qooder destaca por su seguridad y movilidad en la ciudad | Miguel Méndez
@sergimejias

El Quadro Qooder acaba de desembarcar en nuestro mercado y lo hace con la fuerza que le dan su concepto apoyado en sus cuatro ruedas. La última propuesta de la firma suiza tiene en su sistema hidráulico HTS su gran razón de ser, una solución técnica que permite inclinar las cuatro ruedas a la vez para ofrecer el comportamiento dinámico en curva como un escúter.

Quadro se fundó en Suiza en 2010 en la localidad de Vacallo (Ticino), aunque fabrican en Taiwán, destinada a fabricar vehículos de tres y cuatro ruedas destinados  la movilidad moderna. Y con este objetico desarrollaron y patentaron el sistema Hidráulico HTS. La compañía ha ido creciendo y desde 2017 desarrollan junto a SYM un proyecto nuevo de la marca Nuvion, unos escúteres de tres ruedas de carácter urbano.

El gran argumento técnico del Quadro Qooder, que llega para sustituir al Quadro4, es el HTS (Hidraulic Tilting System), es decir, un sistema de inclinación hidráulica que le da la capacidad de inclinar las cuatro ruedas del Qooder simultáneamente hasta una inclinación de 45%.

CATEGORÍA PROPIA

“No es un automóvil ni una moto, es concepto nuevo, una categoría en sí misma y no tiene competidores. En suma lo mejor de dos mundo con la facilidad de conducción de las dos ruedas y la estabilidad y seguridad de las cuatro”, explicaba Raúl Calviño, director de ventas de Quadro España. No tiene un competidor directo hasta ahora y como rivales apuntan al Piaggio MP3 500, los maxiescúteres como el Yamaha TMax  y Suzuki Burgman 400, y los coches urbanos como el Smart.

Como ventajas, el Qooder destaca por su accesibilidad, se conduce con carnet B, tiene acceso a autopistas y autovías, y es ágil en el tráfico urbano. En cuanto a seguridad, el Qooder mantiene las cuatro ruedas en contacto permanente en las curvas y en parado se inclina solo hasta 45% de manera que en parado no vuelca.

Apertura automática del asiento, sistema de frenado en todas las ruedas, centro de gravedad bajo, ruedas de 14 pulgadas, guanteras delanteras con toma de corriente, luces de posición de LED y panel de instrumento totalmente renovado de inspiración automovilística son otro de sus buenos argumentos.

El Qooder llega impulsado por un motor de 400cc y 32,5 CV de potencia, una mecánica diseñada por los ingenieros de Quadro y fabricado en Taiwán por Aeon. La nueva propuesta de la firma suiza pesa 265 kilos y está disponible en color blanco, gris, negro, rojo y azul. Y se conduce con el carnet B. El precio es de 11.629 euros con una oferta de lanzamiento de 10.999 euros y la previsión de ventas de la marca en España es de 400 unidades al año.

TAMBIÉN EN TRES RUEDAS

El QV3 es su propuesta de tres ruedas y se distingue de su competencia por tener un peso muy liviano que permite ofrecer muy buenas prestaciones por ser un motor de 350cc. Clave resulta la relación peso/potencia, la posición de conducción cómoda y el centro de gravedad bajo que le otorga agilidad además del sistema HTS. El precio es de 7.970 euros y oferta de lanzamiento de 6.999 euros con una previsión de ventas de 300 unidades al año. Y el año próximo llegará el Quadro eléctrico, pero esta ya es otra historia.

TOMA DE CONTACTO

Durante la presentación del Quadro Qooder pudimos realizar una toma de contacto donde dejó patente la seguridad de conducir un vehículo de cuatro ruedas destilando prácticamente las sensaciones de un escúter. Se trata de un vehículo muy seguro y divertido pero pensado para un público que viene del coche pues el nivel de inclinación en curva no llega al de un escúter pero las sensaciones son muy intensas. Y una vez nos detenemos en un semáforo se aguanta solo si apretamos el freno trasero; toda una garantía. Al estacionar bastará con bloquear el sistema hidráulico cómodamente con una palanca y poner el freno de mano.