un sector que se mantiene

Barcelona se consolida como líder en el mercado de las dos ruedas

Unespa y Anesdor presentan un informe del sector en el señala que la capital catalana tiene el 22% del mercado.

motos
Barcelona es la capital española de la motocicleta. | R. CUGAT

Agencias

Los vehículos de dos ruedas -motocicletas, escúteres y ciclomotores- ya suponen más del 10 % del parque total de vehículos en España y, a cierre de 2017, el último dato disponible, se contabilizaban más de 3 millones de ellos. Esta es una de las conclusiones del informe "Las dos ruedas en España", elaborado por la Asociación Empresarial del Seguro (Unespa) y la Asociación Nacional de Empresas del Sector de Dos Ruedas (Anesdor).

El informe apunta que el mercado de la moto está en crecimiento, tras cerrar 2018 con un aumento del 8,9 % y el primer trimestre de 2019 con un incremento del 18,5 %, cifra que contrasta con los siete meses de caídas del mercado de turismos. "Barcelona es la capital europea de la moto, con la tasa más alta de motos por habitantes", ha explicado Miguel Ángel Vázquez (Unespa), y ha destacado que la ciudad tiene el 22 % del mercado total en España y contabiliza 280.000 desplazamientos diarios en motos, el 40 % de la movilidad privada que se realiza en la ciudad.

Les Corts, sobre dos ruedas

A la capital catalana le siguen Madrid y Valencia, mientras que el barrio con más densidad de motos de toda España es Les Corts y la tasa de motorización de la provincia de Girona es la más alta de toda España, seguida de Granada, Málaga y Cádiz, por la importancia que en estas provincias andaluzas tienen los ciclomotores.

Madrid encabeza la clasificación en cuanto a las motos de gran cilindrada, seguida de Barcelona, Valencia, Zaragoza y Málaga, mientras que, en términos relativos, los principales lugares los copan municipios de la periferia madrileña, como Parla, Coslada y Fuenlabrada, ocupando la cuarta posición Santa Coloma de Gramanet (Barcelona).

José María Riaño, secretario general de Anesdor, la Asociación Nacional de Empresas del Sector de Dos Ruedas, ha explicado que la moto se presenta como la solución a problemas como la congestión, la calidad del aire y otros retos de movilidad, ya que cada vez más los ciudadanos optan por este vehículo.

Menor congestión de tráfico

Según ha explicado, si se incrementaran un 10 % los desplazamientos en moto se reducirían un 40 % las congestiones de tráfico en las ciudades.
En el caso de Barcelona, con un 10 % más de motos, las actuales 147 horas anuales que los barceloneses pierden en atascos se reducirían a 88 horas, según el estudio, que también sostiene que si no hubiera motos en la ciudad las emisiones aumentarían un 150 %.

Por su parte, Miguel Ángel Vázquez ha asegurado que el parque de motos en España es ligeramente más joven que el parque de turismos, con una antigüedad media de unos 10 o 11 años, frente a los 13 de los turismos. En cuanto al conductor, Vázquez ha afirmado que el 18 % de las personas que conducen un ciclomotor tienen menos de 35 años, mientras que el otro 18 % corresponde a personas de más de 65 años, que se mueve por la ciudad y también por poblaciones pequeñas. 

Sin embargo, solo el 5 % de los conductores de motos tiene más de 65 años, mientras que el 18 % tiene menos de 35. Así, la edad media de los conductores de motos es de 46,5 años, la de los conductores de escúteres es de 46 y la de los de ciclomotores, 50. En cuanto al sexo, el estudio apunta que solo en 13 de cada 100 casos hay una conductora al manillar en estos vehículos, una tasa significativamente menor en comparación con el peso de las mujeres en el conjunto del parque móvil.