Seguridad vial

Volvo y POC se alían para mejorar la seguridad de los cascos de bicicleta

Ambas empresas han desarrollado una prueba consistente en lanzar cabezas de maniquíes con casco contra un coche.

Volvo y POC se alían para probar cascos de bici.
Volvo y POC se alían para probar cascos de bici. | VOLVO

Redacción

Volvo y la marca sueca de deportes y seguridad POC se han aliado para realizar una serie de pruebas de seguridad para cascos de bicicletas en el marco de un nuevo proyecto de investigación que busca mejorar la seguridad de los ciclistas. Volvo está llevando a cabo una serie de medidas para mejorar la seguridad de sus vehículos. Entre ellas, está la limitación de velocidad a partir de 2020 de todos sus vehículos a 180 km/h, el desarrollo de un sistema que permita detectar si el conductor ha bebido o la 'Care Key', un sistema que a partir de 2021 permitirá establecer un límite de velocidad tanto para el conductor, como para otros usuarios del coche.

Volvo cuenta entre el equipamiento de sus vehículos con un sistema de detección de ciclistas con freno automático que utiliza los radares y las cámaras de los coches para detectar la presencia de ciclistas, alertando al conductor y haciendo frenar al coche de forma autónoma si es necesario. Este sistema es una evolución del detector de peatones con freno automático de mergencia.

Pruebas de impacto

El proyecto que llevan a cabo Volvo y POC constará de una serie de pruebas de impacto diseñadas específicamente por ambas empresas y llevadas a cabo en las instalaciones de investigación de Volvo en GotemburgoSuecia. Las pruebas consistirán en lanzar, a varias velocidades y desde varios ángulos, cabezas de maniquíes equipados con cascos de bicicleta POC contra distintos puntos del capó de un Volvo inmóvil. Tras los impactos, se recabarán los datos de las mediciones.

Estos datos servirán para que POC mejore la capacidad protectora de sus cascos y para que Volvo pueda aprender sobre la materia e intentar mejorar también en este aspecto. Ambas marcas sostienen que las pruebas actuales para cascos de bicicleta son "bastante rudimentarios" por lo que este proyecto también servirá para establecer nuevas pautas de prueba que permitan incrementar la seguridad.