COMBUSTIBLE SOSTENIBLE

Toyota y Differ crean un sistema que obtiene hidrógeno del aire

El proyecto se basa en una célula fotoelectroquímica que obtiene agua del aire y genera hidrógeno.

toyota
Toyota y Differ apuestan por los coches de combustión de hidrógeno.  | TOYOTA

Laura Parada Vila

Toyota Motor Europe colabora con Differ, el Instituto holandés de investigación energética fundamental con el objetivo de desarrollar un dispositivo que absorba el vapor de agua y lo separe directamente en hidrógeno y oxígeno usando la energía del sol. 

La necesidad de buscar alternativas sostenibles a los combustibles fósiles es uno de los objetivos del proyecto que une a Toyota con Differ. Su idea tiene como base obtener hidrógeno directamente a partir de aire húmedo. Con esta idea quieren conseguir reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. El hidrógeno es un combustible sostenible capaz de almacenar energía renovable. Cuando se combina con oxígeno en una pila de combustible, la energía se libera en forma de electricidad, emitiendo como único residuo el vapor de agua. 

Durante el año 2018Toyota y Differ han investigado y consiguieron demostrar con un estudio conjunto la viabilidad de obtener hidrógeno a través del aire. Los científicos han desarrollado una célula fotoelectroquímica de estado sólido que por primera vez puede obtener agua del aire y luego generar hidrógeno a partir de la iluminación con luz solar. Este primer dispositivo consiguió llegar al 70% del rendimiento que se obtiene al llenar un dispositivo equivalente con agua. 

"Además de desarrollar la primera berlina del mundo a base de hidrógeno fabricada en serie, Toyora contribuye activamente a buscar formas de producir hidrógeno sin recurrir a combustibles fósiles. Esto encaja con los retos del desafío medioambiental de Toyota 2050", declara Isotta Cerri, directora general de investigación avanzada de materiales. 

La siguiente fase del proyecto se centrará en mejorar el proceso de obtención del hidrógeno. Es necesario tanto aumentar el tamaño de las células fotoelectroquímicas y utilizar materiales de vanguardia para optimizar la estructura del sistema e incrementar la entrada de agua y la cantidad de luz que se absorbe.