CES LAS VEGAS

Toyota presenta el Guardian, un sistema de seguridad que quiere compartir

La marca japonesa se abre a compartir este sistema de seguridad con todos los fabricantes que lo deseen.

Gill Pratt, CEO del Instituto de Investigación de Toyota, en el CES de Las Vegas.
Gill Pratt, CEO del Instituto de Investigación de Toyota, en el CES de Las Vegas. | REUTERS / STEVE MARCUS
@alexsoler66

Toyota ha anunciado su predisposición a compartir el 'Toyota Guardian', un sistema de seguridad autónoma que toma el mando del vehículo antes de un accidente para evitarlo, con el resto de fabricantes del mundo en el CES de Las VegasGill Pratt, CEO del Instituto de Investigación de Toyota así lo ha manifestado. Este sistema, ajustándose para que se pueda incorporar en los coches a partir de la próxima década, podría ayudar a reducir el número de víctimas mortales en la carretera, una cifra que asciende a 1,3 millones de personas en todo el mundo.

"Estamos pensando en lo que es bueno para la sociedad", ha expresado Pratt en una rueda de prensa en el evento de la Ciudad del Pecado. "No nos lo quedaremos para ser los únicos propietarios, sino que lo ofreceremos a muchos otros fabricantes a través de licencias o con el sistema completo", ha añadido.

¿Por qué lo hace Toyota?

Toyota insiste en el deber moral de salvar vidas en la carretera y así seguir posicionándose como referente global de tecnología y seguridad, algo muy positivo para la marca. Por otro lado, al mismo tiempo, es poco probable que la firma japonesa ceda su tecnología de modo altruista y sin coste, por lo que también se llevará un buen pellizco en forma de millones de dólares para seguir invirtiendo en el desarrollo de tecnología más avanzada. La conducción autónoma y los servicios de movilidad serán en el futuro un negocio que moverá miles de millones de dólares y Toyota se posiciona como una de las marcas más avanzadas en este aspecto.

Gill Pratt durante la exposición en el CES. | REUTERS / STEVE MARCUS

El 'Toyota Guardian'

La compañía japonesa lleva desarrollando esta tecnología desde hace más de tres años y su cometido no es otro que tomar el mando del vehículo cuando el conductor pierda el control y se genere una situación de peligro para su seguridad y la del resto de usuarios de la vía. En ese sentido, el directivo de la marca ha explicado que este sistema usa los mismos componentes que los sistemas de conducción autónoma, es decir, sensorescámarasradares láseres lídar, un dispositivo que permite determinar la distancia utilizando un haz láser pulsado. Una vez el sistema determine que el vehículo puede sufrir un accidente, busca la ruta más segura y toma el control para salir de la situación crítica.

Toyota afirma que, en esencia, este sistema corrige el error humano, el causante del 90% de los accidentes mortales en las carreteras. La compañía no quiere en ningún caso privar al conductor de la posibilidad de conducir, sino asistirlo en los momentos más complicados para mantener su seguridad. Además, no solo puede tomar el control en situaciones de peligro, sino que podría ayudar al usuario en lugares complicados, como carreteras peligrosas.